2 de mayo de 2013 / 02:13 a.m.

Afectado por el mal torneo de Chivas de Guadalajara, el creativo Marco Fabián quiere jugar este viernes en la visita al campeón Xolos de Tijuana, aunque sea algunos minutos, pero tiene que esperar la decisión del técnico Benjamín Galindo.

"La mejor forma de demostrar que ya estoy bien es jugando y hoy me siento mejor, todavía me falta agarrar más confianza, que es normal saliendo de una lesión como ésta. Voy esperar dos días, aunque sea unos minutos puedo estar presente", expresó.

Al campeón olímpico le duele que dos lesiones, ocurridas en una línea ascendente en su rendimiento, coartaron su desarrollo, pero sobre todo el no poder ayudar para que Chivas tuviera mejores resultados.

"Cuando me cae la lesión fue en el peor momento porque me sentía en buena línea para pelear un puesto aquí y en selección, ayudar a mi equipo a jugar la liguilla, pasa la lesión y es una impotencia no ayudar a mi equipo, viviendo (el torneo) fuera de la cancha, pero siempre apoyándolo al máximo", dijo.

Recordó que "no me había pasado nunca en un torneo lesionarme de dos partes del cuerpo, de perderme tantos partidos por lo mismo, cualquiera está expuesto a eso y al final de cuentas es parte del futbol".

Enfatizó que "estoy poniéndome en forma para jugar el viernes porque sé que es el último partido, que vienen cosas importantes en selección, así que primeramente por los tres puntos que son importantes en Chivas y a la vez si hay alguna oportunidad de ser llamado a selección".

Notimex