12 de junio de 2013 / 07:46 p.m.

 

 

Monterrey • Ante la polémica que se desató tras la participación de la alcaldesa de Monterrey en un acto religioso, Margarita Arellanes respondió que ella fue invitada de manera personal y así lo reiteró en el evento.

Señaló que no es la primera vez que acude a este tipo de actos religiosos y aseguró que siempre estará presente en cualquier evento donde se enaltezcan los valores de la persona.

"Como sociedad tenemos que ser uno y buscar las cosas que sean de bien (…), profeso la religión católica pero he tenido la aperturapara poder participar y refrendar esos lazos de ayuda con las distintas asociaciones y religiones".

Arellanes refirió que atendió a esa invitación dentro del marco jurídico y con todo el respeto que se merecen las distintas creencias religiosas, e incluso a los que no creen.

"Respeto las opiniones de todos, sin embargo yo estoy convencida de que actué dentro del marco legal como han sido todas las participaciones que he tenido, (como) en las mañanitas a la Virgen de Guadalupe, en la celebración del aniversario de la Catedral, siempre ha sido con una intención de beneficio y dentro del marco legal", refrendó.

Referente a su presencia en este acto religioso, Margarita Arellanes indicó que no se arrepiente y está convencida que actuó en un acto particular y siempre buscará implementar valores dentro de su familia y la sociedad.

"Cuando se cree en algo hay que sostenerlo y ser congruentes, no negar sus creencias, valores ni principios", señaló

Al ser cuestionada si tiene conocimiento de alguna demanda en torno a este hecho, la alcaldesa dijo desconocer alguna situación y reiteró que “está en su libertad el que quiera proceder legalmente”.

Finalmente, descartó que su participación haya tenido alguna intención para beneficiarse políticamente con miras al 2015.

Redacción