11 de febrero de 2013 / 12:17 a.m.

Monterrey.- • Cumplidos sus primeros cien días al frente de Monterrey, la alcaldesa Margarita Arellanes está convertida en el “Peña Nieto” de Nuevo León, denunció el organismo Evolución Mexicana.

Tatiana Clouthier, integrante del colectivo, denunció que este período estuvo marcado por actividades propias de una campaña política, no de un gobierno municipal en funciones.

“"Hay fantochismo, a qué me refiero con esto, hay más imagen, hay más juego como que anduviera en campaña, juego a que ando en bicletita, o sea, parece que está jugando a una campaña y no parece que se le vaya a acabar.

“"Parece que hay un juego atrás de todo esto, un poco lo pondría yo, sería la Peña Nieto local"”, recriminó la exmilitante del PAN.

Clouthier increpó a Arellanes en sus primeros días de gestión en un evento sobre mujeres celebrado en el ITESM, aunque en esa ocasión la alcaldesa respondió de forma amable los cuestionamientos de la activista.

En el balance general, la ex diputada federal emplazó a la munícipe para que deje de “jugar a la imagen” y atienda los problemas de la ciudad y exigió por igual que la sociedad sea más crítica en sus demandas a las autoridades.

“"Los ciudadanos han bajado la guardia de exigencia, porque hay muchas contradicciones de lo que uno ve en la calle (…): ves espacios sucios, espacios abandonados, ves un cochinero y en el centro, ni se diga"”.

Por su parte, Ricardo Martínez, director de Ciencias Políticas de la Universidad de Monterrey, afirmó que los alcaldes metropolitanos en general han quedado a deber en sus primeros 100 días, aunque logó este fracaso a las condiciones en que recibieron sus respectivas administraciones.

“No nos han cumplido, creo que no tienen capacidad financiera para cumplir todo lo que prometieron, esa va a ser la dinámica, siempre después de una elección federal, que desafortunadamente se traspasan recursos de municipios y Gobierno del Estado ilegalmente a las campañas, siempre viene un trienio de vacas flacas”, refirió.

Criticó que, a pesar de tener un conocimiento por adelanto de la situación financiera de los municipios, los alcaldes sigan prometiendo obras y programas que no podrán cumplir.

Tanto Clouthier como Martínez coincidieron EN que el caso más emblemático de los escándalos que envolvieron los primeros CIEN días de los municipios conurbados fue el relacionado con el broker que renegociaría la deuda de Monterrey.

LUIS GARCÍA