7 de agosto de 2013 / 01:09 p.m.

 La alcaldesa de Monterrey pidió a los legisladores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) quienes participaron el fin de semana en una trifulca durante la visita del dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, que se pongan a trabajar.

Margarita Arellanes Cervantes dijo que no es necesario caer en provocaciones, pero que es mejor laborar que andar con situaciones fuera de sus funciones.

El sábado 3 de agosto los legisladores del PRI intentaron entregar un escrito al líder albiazul, pidiéndole que le "llamara la atención" a la alcaldesa regia, sobre el tema de la reestructuración de la deuda municipal.

Al terminar un evento de los albiazules en un hotel de la ciudad, ya lo estaban esperando los diputados Daniel Torres, Gustavo Caballero, José Juan Guajardo y Ernesto Quintanilla.

""En ese sentido yo y el gobierno municipal seguirá trabajado y únicamente culminarlos al trabajo, a la prudencia, al dialogo. No quisiera calificar, creo que no hay que caer en provocaciones hay que buscar siempre privilegiar el trabajo y el diálogo. Me parece que ahí también tanto el tesorero como la secretaria de Ayuntamiento han sido muy claros en cómo se llevó a cabo el proceso de reestructuración, inclusive con toda humildad la secretaria de Ayuntamiento ofreció el poder asesorar a otros funcionarios públicos sobre este proceso de reestructura toda vez que vemos que las condiciones por mucho son mejores.

""Que todos se pongan a trabajar en lugar de andar con situaciones fuera de sus funciones"", expresó Arellanes Cervantes.

Incluso en este tema hubo hasta denuncia por parte de los tricolores contra los líderes estatal y nacional del PAN, quienes interpusieron la misma en el Centro de Orientación y Denuncia.

MARILÚ OVIEDO