30 de julio de 2013 / 12:01 p.m.

Monterrey.- • Al argumentar que se generan entre 140 y 150 millones de pesos como ahorro para el trienio, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, presumió la reestructura de la deuda.

Después de que el tesorero municipal Rafael Serna Sánchez anunció de que se había logrado un refinanciamiento de pasivos sin la ayuda de una consultora externa, la edil panista señaló que con lograr una Tasa de Interés Interbancario de Equilibrio (TIIE) del 1.6 -medio punto más que lo que se había avalado en Cabildo- lo logrado incluso superó las expectativas de la autoridad.

"Me siento muy satisfecha de esta reestructura que realizó la Tesorería del Gobierno de Monterrey, no únicamente por haberse logrado reducciones muy importantes como es la disminución de las tasas de interés a 1.6 que es por debajo de lo estimado, de lo aprobado por este Ayuntamiento y por debajo de lo que otras instancias han podido reestructurar", mencionó Arellanes.

"En este caso, si bien se están ampliando un poco los plazos, se está disminuyendo la tasa de interés, estamos generando participaciones como también impuestos propios que tiene el municipio, y estamos rondando ahorros que estarán entre los 150 y los 140 millones de pesos en el trienio", agregó.

Son alrededor de 20 años, es decir seis trienios del gobierno municipal lo que se tardará el pago de pasivos tras esta reestructura que se logró con un acuerdo con BBVA Bancomer.

"Sabemos que no solamente hay una reestructura en alargar plazos. Porque cuando nada más haces una reestructura para alargar plazos, pues ahí no hay un beneficio para la administración", destacó Arellanes.

La alcaldesa panista agregó que el dinero ahorrado se invertirá en infraestructura a la que se había comprometido desde antes de iniciar la administración.

"Esto nos va a permitir invertirlo, como ha sido nuestro compromiso, en infraestructura para nuestro municipio, y para este momento globalmente la situación, los compromisos y acciones que requiera nuestra ciudad".

Este fue el tercer intento de renegociar la deuda municipal tras intentar un acuerdo con Banobras que le costarían cerca de 60 millones de pesos.

El segundo se trató de un acuerdo con el mismo Bancomer, que se trataría de mil 406 millones, el cual tampoco se logró, y finalmente este que se anunció el domingo.

NADIA VENEGAS