26 de marzo de 2013 / 03:16 a.m.

Monterrey.- • Margarita Arellanes, alcaldesa de Monterrey, confirmó que mañana martes se reunirá con los elementos de Vialidad y Tránsito para escuchar sus demandas, pero les requirió que se sometan a las pruebas de confianza establecidas por ley.

“Mañana aquí estarán y estaré yo con ellos; tenemos que privilegiar que estos procedimientos se lleven a cabo con transparencia, lo importante es que los regiomontanos sientan confianza en sus corporaciones”, indicó.

En una manifestación realizada esta mañana, a unos metros del Palacio Municipal, los agentes viales denunciaron que, sin motivo alguno, son degradados de puesto y en la mayoría de los casos amenazados de que serán despedidos por no acreditar las pruebas de confianza.

En entrevista para Telediario, la funcionaria advirtió que las pruebas de control y de confianza deben presentarse y acreditarse, ya que son el instrumento para que la autoridad municipal pueda avalar la permanencia o la separación del cargo de los elementos.

“"Vamos a seguir teniendo el contacto con los agentes de tránsito y a seguir procurando que tengan todas sus prestaciones laborales, pero también se les está solicitando disciplina, orden y se les está exigiendo que actúen en apego a la ley y siempre de cara a los ciudadanos"”, expresó.

Respecto al oficial que resultó lesionado, Juan Pablo Ibarra Marrufo, quien evidenció una deficiente atención médica, Arellanes señaló que se revisará la receta y que solicitarán al doctor de la dependencia una explicación sobre el tratamiento que dictaminó.

“"Vamos a revisar la receta, pero estoy segura de que la firma de un doctor, cuando emite una receta, es el medicamento correcto y con las dosis que señalan"”, expresó.

Sobre el agente de tránsito fallecido, la alcaldesa regiomontana reiteró que se apoyará a los deudos con el pago del seguro de vida, la pensión por deceso y apoyos académicos para los menores hasta que concluyan sus estudios.

REDACCIÓN