9 de febrero de 2013 / 03:08 p.m.

La alcaldesa de Monterrey regresó de la Ciudad de México donde dijo, tuvo reuniones productivas que beneficiarán obras de servicio social en el municipio, esperando traer cerca de 400 millones de pesos.

 

Monterrey.- La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, informó que tuvo reuniones productivas con funcionarios federales para traer recursos por 400 millones de pesos que se destinarán a obras de servicio social.

Luego de dos días de estancia en la Ciudad de México, la edil regiomontana regresó con buenas noticias, pues espera que los recursos sean los que esperan para invertirlos en rehabilitación de espacios públicos, gimnasios y bibliotecas.

Además, en dichas reuniones conoció el funcionamiento de los fondos que se destinarán para las zonas de mayor necesidad en la ciudad.

“"Estuvimos viendo cómo vamos a funcionar en fondos como el FAIS, que tienen un subsidio y una atención especializada a las zonas que presentan mayor depresión dentro de la Ciudad y en donde inclusive hay un esquema donde te pueden adelantar algunas participaciones"”, dijo.

Mencionó que estuvo analizando los trámites para que los recursos lleguen a tiempo a la ciudad y aplicarlos en los rubros necesarios.

“"Calculo que en Monterrey tendremos alrededor de 400 millones de pesos, únicamente federales para estos rubros"”, añadió.

Respecto al Fondo Metropolitano, señaló que esperan la próxima sesión del Cabildo para estudiar los proyectos ejecutivos que presentarán, los cuales ya casi están definidos.

"Se trata de dos proyectos viales, como el de la avenida Leones y Pedro Infante, al poniente de Monterrey y el otro, de la avenida Garza Sada y Alfonso Reyes en la zona sur".

Indicó que para ello tienen aproximadamente tres meses y el trabajo de los proyectos ejecutivos está adelantado.

Sin dar más detalles, informó que también estuvo en Banobras, abordando el tema de la reestructuración de la deuda y su seguimiento. Sin embargo, dejó la tarea al tesorero municipal, de brindar mayor información.

SANDRA GONZÁLEZ CORTES