18 de mayo de 2013 / 06:11 p.m.

 Monterrey.-  • El presidente de Vertebra, Ángel Quintanilla, advirtió que el problema del comercio informal no puede resolverse con medidas superficiales y recomendó a la alcaldesa Margarita Arellanes ir a la raíz del conflicto.

En entrevista, Quintanilla precisó que, en las acciones emprendidas por la alcaldesa regiomontana, no se ha profundizado en el tema de la ilegalidad.

“O sea, que eso tiene mucho que ver con los productos que venden los comerciantes informales, porque se está yendo en contra de la persona, lo que nos parece es inadecuado, o sea al vendedor, al puestero, cuando se debe ir al fondo de la causa principal”, puntualizó.

Como titular de Vertebra, Ángel Quintanilla expresó que la causa principal que no han tomado en cuenta las autoridades es ir con aquellos que venden mercancía ilegal o “pirata”.

“Esos son integrantes de una mafia que están involucradas en el ambulantaje, porque sabemos que los surten de mercancía en camiones a los pobres vendedores y luego son ellos los que sufren las consecuencias de la autoridad municipal”, externó.

La recomendación de Vertebra, dijo su presidente, es que las autoridades deben incorporar en sus acciones a los que venden mercancía ilegal y “pirata”.

“Sí, hemos visto también que hay actores políticos, de partidos políticos, que están interviniendo en este asunto, a los que pediríamos que saquen las manos de este tema, y a los propios puesteros, que necesitan resolver su problema económico, no se conviertan en carne de cañón de asuntos políticos”, precisó.

Agregó que, por otra parte, el problema del comercio informal es el mismo en Monterrey que en los municipios metropolitanos.

“Lo que advertimos es que las autoridades en el caso específico en la capital de nuestra entidad, cualquier acción que se realice en torno a modificar la presencia del ambulantaje en las calles se utiliza la fuerza pública”, especificó.

Ángel Quintanilla sostuvo que la alcaldesa Margarita Arellanes y el encargado de Seguridad en el Ayuntamiento deben tomar muy en cuenta que utilizar la fuerza en contra de los comerciantes informales que se están manifestando, pues no es la mejor manera de solucionar un problema al que se contrarresta con represión.

“En eso, hay que tener mucho cuidado; (…) el pueblo en general no merece que se utilice a las corporaciones policiacas para reprimir”, concluyó.

.- VÍCTOR SALVADOR CANALES