16 de marzo de 2013 / 07:11 p.m.

El funcionario de la Secretaría de Desarrollo Social expresó que todos los municipios serán beneficiados sin distingos partidistas.

 

Monterrey.- • Al rechazar dar un uso político al programa 65 y más, el delegado de la Sedesol, Pablo Elizondo García, expresó que la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, quien fue delegada de la Sedesol, “vive un déjà vu”, al creer que lo que ella vivió, se repite.

Luego de que alcaldes del área metropolitana de extracción panista se quejaran de que la Sedesol los ha dejado a un lado en este programa, el delegado Pablo Elizondo manifestó que el hecho de que hayan comenzado con Guadalupe y Escobedo, cuyos alcaldes son priistas, no significa que no acudirán al resto de los ayuntamientos.

“"Por la urgencia de dar de alta a los municipios para que arrancáramos en paralelo con el anuncio del Presidente, en ese momento se mandaron todos los municipios de Nuevo León y los que fueron calificados fueron dos, en este caso, Guadalupe y Escobedo, pero repito, no significa que no vayamos a incluir a todos los municipios del estado, todos van a participar en el programa de 65 y más"”, dijo el funcionario.

Aunque el cuestionamiento fue en general de los alcaldes panistas Pedro Salgado Almaguer, de San Nicolás; Víctor Pérez Díaz, de Santa Catarina; Ugo Ruiz Cortés, de San Pedro; y Margarita Arellanes Cervantes, de Monterrey, el funcionario federal se refirió a esta última.

“"Mi opinión es que la alcaldesa Margarita Arellanes vive un déjà vu, cree que lo que ella vivió se repite, pero hoy no es real, hay que entender que el funcionamiento de los programas sociales de la Sedesol está orientado hacia el bien común y hablamos de un bienestar incluyente para todos los nuevoleoneses"”, señaló en un comunicado.

Agregó que los medios de comunicación han publicado que la nómina de la pasada administración federal fue utilizada para emplear operadores electorales.

Elizondo García manifestó los motivos por los cuales iniciaron en Guadalupe y Escobedo, cuyos alcaldes son del PRI.

“"Hoy, 65 y más es un programa federal que se está implementando en todo el estado de Nuevo León y ahorita, por cuestión de logística en sistemas, directamente de México, nos definieron dos municipios para arrancar, los que ya estaban preparados, los que ya estaban listos para arrancar, Guadalupe y Escobedo.

“"No existe ningún tinte político en esto ni mucho menos, a partir del día primero de abril estaremos arrancando en toda el área metropolitana, en Monterrey, y a partir del día 15 de abril estaremos arrancando en todos los municipios rurales del estado de Nuevo León”".

Reiteró que en ningún programa de Sedesol contarán los colores políticos.

“"Aquí no existe partidismo, aquí todos los habitantes de todos los municipios se van a ver beneficiados con este programa que el Presidente está implementando”".

Incluso dijo que esperan mejorar resultados con respecto a la anterior administración.

"“Buscaremos que lo que se hizo en seis años, nosotros hacerlo en siete meses, estamos a 15 días de iniciar en Monterrey, no en un módulo como estaba antes, si no en cuatro; en San Nicolás, no con uno, sino con dos; en Santa Catarina, no en un módulo pequeño, sino en un espacio amplio, para atender a todas las personas que acuden”", indicó el delegado.

Sus argumentos

El delegado de la Sedesol expresó que si comenzaron el programa de 65 y más en Escobedo y Guadalupe fue porque eran los que estaban listos, pero se cubrirán todos los municipios del estado.

Pablo Elizondo García descartó que exista un interés político-partidista en la entrega de apoyos de la dependencia federal.

El delegado federal indicó que en la Secretaría de Desarrollo Social intentarán hacer en siete meses lo que se hizo en seis años, haciendo alusión a la pasada administración, de extracción panista.

MERCEDES SALDÍVAR