7 de diciembre de 2013 / 04:17 p.m.

La suerte no estuvo con la Roja. Pero la fe es lo último que pierden los chilenos tras caer en uno de los tres "grupos de la muerte" en el sorteo para el Mundial de Brasil 2014.

Chile se medirá contra España, el campeón del mundo en 2010, Holanda, el subcampeón ese mismo año y también en 1974 y 1978, y Australia en el Grupo B.

"El margen de error es cero", admitió el técnico de Chile, el argentino Jorge Sampaoli. "Es una zona bastante complicada por la características de los rivales. Evidentemente jugar contra dos europeos tan importantes, contra el último campeón del mundo siempre va a ser difícil."

No obstante, Sampaoli redobló la apuesta, confiado en el rendimiento que tuvo Chile en las eliminatorias mundialistas y recientes amistosos con potencias. "Chile tendrá que estar a la misma altura de ellos (por España y Holanda), sino no tendremos chances".

Chile terminó tercero en las eliminatorias sudamericanas y disputará su noveno Mundial en Brasil. La Roja se ha convertido en un temido equipo por Arturo Vidal, estrella de la Juventus de Italia, y Alexis Sanchez, el talentoso delantero del Barcelona. Chile perdió sólo dos partidos de 15 jugados este año.

Y los oponentes han tomado nota sobre el desempeño de Chile.

Arjen Robben, delantero de Holanda y de Bayern Munich, dijo a la cadena NOS que su compañero peruano en su club, Claudio Pizarro, le advirtió que la Roja sería un oponente complicado.

"(Pizarro) me dijo: 'asegúrate que no te toque Chile. Es muy bueno''', relató Robben.

"Es difícil el grupo. La sensación en Chile es que no nos favoreció mucho, pero Chile pueda dar una sorpresa," opinó Katherine Lama, una abogada de 27 años que planea viajar a Brasil.

Después de la larga racha invicta y las recientes actuaciones en amistosos -- con una victoria de 2 -0 contra Inglaterra y un empate contra España -- muchos chilenos aseguran que no hay nada que temer ya que este seleccionado es el mejor equipo de su historia.

"Es un grupo complicado, pero ya le ganó a Inglaterra y le empatamos a España," dijo Iván Gómez, un camionero de 49 años. "A esta selección no le ganan así de fácil. Esta debe ser la mejor selección de la historia".

AP