24 de noviembre de 2013 / 01:51 a.m.

Rafa Márquez fue un multiganador de trofeos en Europa, pero no tiene ni un campeonato en México, con León jugará apenas su segunda liguilla en este país, y quiere, con los verdes, sumar el título de Liga a su extenso palmarés.

"Es mucha (la motivación por ganar un título de la Liga MX) por supuesto, no he ganado una liga mexicana y si la hubiera ganado quisiera otra, yo no soy conformista, yo siempre quiero lo máximo, buscar el alto nivel, buscar la excelencia y hoy en día tengo esa oportunidad.

Me encuentro bien física y mentalmente, estoy feliz aquí. Muchos no daban un peso cuando llegué a aquí a León, ahora creo que he callado bocas", dijo el defensor y capitán de la Fiera.

A pesar de que tuvieron un largo viaje a Nueva Zelanda y un desgastante partido en lo mental y en lo físico, Márquez quiere jugar la serie contra Monarcas, aunque acepta que no está al 100% tras el viaje a Oceanía

"Fueron más de 20 horas de vuelo, el cambio de horario; afortunadamente, por lo menos, yo pude dormir bastante bien en la noche de ayer. Es difícil que estemos al cien por ciento, por estas circunstancias para ver en que situación estamos y ver que decisión toma él (Gustavo Matosas)

Nosotros venimos con ganas de aportar todavía más al equipo. Yo creo que el equipo ha terminado bastante bien, se encuentra en un buen momento, nosotros hay que venir a aportar a lo que estábamos haciendo y ojalá el cansancio quede a un lado", aseveró.

Finalmente, Rafa Márquez reconoció que el León está dentro de los favoritos para ganar el campeonato, pero ese favoritismo no lo tienen que demostrar en la cancha, jugando, y no hablando.

FRANCISCO VELA