5 de julio de 2013 / 01:08 p.m.

A casi 37 años de cárcel fueron sentenciados 10 agentes de la Policía Federal que extorsionaron a un comerciante que meses después fue torturado y asesinado por un sujeto que posteriormente fue detenido con un uniforme de la citada corporación.

El afectado, Eligio Ibarra Amador, de 62 años, acudió el 19 de septiembre del 2011 a la Procuraduría General de la República (PGR) para denunciar a los agentes de las unidades 11028 y 13733 que dos días antes lo habían golpeado en su domicilio.

El comerciante en auto partes usadas expuso que los federales “se metieron” a su casa ubicada en Chapultepec 2676 de Ciudad Juárez, para robar joyas y dinero y después se lo llevaron con una bolsa en la cabeza para retirar dinero de un cajero.

Posteriormente lo obligaron a entregarles 5 mil dólares o de lo contrario sería detenido por narcotráfico, por lo que agentes de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) montaron un operativo encubierto y detuvieron a los federales a las 05:00 horas en las calles Santiago Mestas y Emilio Portes Gil de la colonia El Colegio.

Allí ‘cayeron’ el jefe de grupo de la Policía Federal, Reyes Flores Santiago, así como los agentes: Marcelo Xolo Ramírez, Olegario Hernández Ramos, Agustín Tapia Celis, Nicasio Alvarado García, Alejandro Morales López, José Juan Fuentes Rodríguez, Ángel Miguel Cruz, Raúl Carrillo Pérez e Isaac Moreno Hernández.

Todos los elementos fueron procesados por los delitos: portación ilegal de armas de uso exclusivo del Ejército, privación ilegal de la libertad, abuso de autoridad, lesiones y delitos contra la salud en perjuicio de Ibarra Amador.

Durante su detención la PGR informó que el comerciante tenía, por lo menos, un año de entregarles diversas cantidades de dinero a los agentes, quienes, una vez que fueron denunciados por el afectado, fueron asegurados al momento en que cobraban la ‘cuota’.Por ello, el Juez 5º de Distrito, Carlos Miguel García Treviño, los sentenció a 36 años y 10 meses en prisión y al pago de una multa de 4 mil 257 días de salario mínimo, que equivalen a 275 mil 683 pesos con 32 centavos a cada uno.

En medio de este proceso, el comerciante fue torturado y asesinado en su vivienda la noche del 12 de abril del 2012. Como presuntos responsables del crimen se detuvo a Brenda Erika Silva Rocha, de 27 años y a Héctor Raúl Rubio Ponce, de 30.

Al destacar que el sujeto fue detenido con un uniforme de la Policía Federal y un arma corta, la fiscalía informó que entre las pruebas que se presentaron al Tribunal de Garantía, resaltan varios testigos que vieron a la pareja saliendo de la casa del occiso.

Seis después del homicidio, Amnistía Internacional (AI) repudió el crimen de Ibarra Amador, quien fue localizado con múltiples heridas de arma blanca en el cuerpo y con el 70 por ciento de la superficie corporal calcinada.

""La muerte de Eligio Ibarra Amador es especialmente lamentable al ocurrir después de su valiente denuncia ante las autoridades y sobre el papel que policías federales juegan en actos de extorsión y tortura"", dijo Rupert Knox, investigador en México de AI.

— JUAN JOSÉ GARCÍA AMARO