4 de febrero de 2013 / 02:17 p.m.

Monterrey.- Mas de 30 mil personas se dieron cita en los alrededores de la plaza Zaragoza en Monterrey para disfrutar de la Primera Feria del Tamal Regio, organizada por el municipio con motivo de la celebración del Día de la Candelaria.

La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, encabezó el evento acompañada por su esposo, Roberto Garza, presidente del DIF, y su familia.

En las calles de Zuazua, Padre Mier, Zaragoza y hasta en Ocampo, fueron distribuidos los cientos de stands por parte del Programa de Acción Comunitaria (PAC), en los cuales se ofrecieron más de 150 mil tamales de queso, frijoles, carne, dulce, entre otros, de manera gratuita.

"“Es muy importante poder seguir recuperando nuestros espacios, la convivencia familiar de todos los regiomontanos para disfrutar no nada más en familia, sino de toda la comunidad, de estos eventos en una fecha que es una tradición que data a nivel mundial desde el siglo XV.

“"Nos llena mucho de orgullo porque los mismos comités de vecinos son los que participan en lo que es la organización y la elaboración de los platillos para estos 30 mil regiomontanos"”, comentó la alcaldesa.

La edil aseguró que la inversión de este evento corrió a cargo de los diversos patrocinadores, quienes brindaron los productos para hacer los tamales, y personal del PAC y voluntariado fue quien los elaboró.

“"La mayoría son por los patrocinadores, los vecinos participan en la elaboración de los alimentos, más de 630 comités de Acción Comunitaria”", explicó Arellanes.

En los diferentes stands se pudieron observar decenas de vaporeras con tamales, además de un colorido en cada uno de los arreglos, pues había desde adornos florales hechos con hojas de tamal y muñecas, e incluso llevaron niños Dios.

Fueron necesarios tres mil kilos de masa, mil 500 kilos de manteca, 600 kilos de azúcar, 900 kilos de carne y 900 kilos de pollo, 900 kilos de frijoles, mil 200 kilos de tomate fresadilla, 300 de cebolla, 300 de chile serrano y más de 180 mil hojas de maíz.

Para que la convivencia fuera mayor y los regiomontanos disfrutaran de estos festejos del Día de la Candelaria, también se presentaron grupos musicales.

Por el evento que inicio alrededor de las 14:00 de ayer domingo fue necesario el cierre de las calles antes mencionadas, incluso desde el sábado fue necesario clausurar a la circulación las calles Zaragoza y Zuazua.

Además estuvieron presentes la Policía Municipal, Protección Civil, Tránsito y cuerpos de auxilio, como la Cruz Verde.

MARILÚ OVIEDO