26 de agosto de 2013 / 12:59 p.m.

Habitantes de la comunidad se organizaron durante la noche del pasado sábado y capturaron a los probables delincuentes a quienes golpearon y amenazaron con lincharlos y quemarlos, además de negarse a entregarlos a las autoridades locales.

De acuerdo a los primeros reportes, uno de las cuatro personas retenidas fue golpeado severamente y ante la petición de que el sujeto fuera atendido por un médico, los pobladores se negaron rotundamente a pesar de que había sido entregado a la policía, corporación que fue superada por los habitantes de esa localidad.

Los hechos se registraron durante la noche y madrugada de este domingo y ante la negativa de los pobladores de entregar a los presuntos delincuentes, las autoridades municipales solicitaron el apoyo de la policía estatal, pues amenazaban con linchar a los detenidos por el delito de robo.

Cerca de las 04:00 horas efectivos del Grupo Fuerza de Tarea de la Coordinación de Seguridad Municipal resguardaron la comunidad y junto con autoridades municipales entablaron el dialogo con los pobladores para liberar a las personas retenidas para que recibieran atención médica.

Los inconformes entregaron a dos de los presuntos responsables del intento de robo de vehículo y casa habitación, sin embargo, amenazaban con quemar a los presuntos delincuentes, pues aseguran que en varias ocasiones se han registrado robos a casa habitación y automóviles sin que las autoridades municipales hicieran algo al respecto.

Luego de casi 12 horas de dialogo, efectivos de la policía estatal lograron rescatar a los cuatro sujetos a quienes lo pobladores acusaron de haber intentado robar en un domicilio de la comunidad además de intentar apoderarse del vehículo.

Al mismo tiempo los habitantes solicitaron a la policía estatal mayor vigilancia, ya que aseguran que la policía municipal de Zacualtipán es ineficiente para combatir la delincuencia por la fata de personal y de vehículos para realizar recorridos por la zona.

Autoridades municipales reconocieron la problemática y al mismo tiempo solicitaron la intervención de la policía estatal para proporcionar seguridad a los habitantes de aquella comunidad, una de las más grandes del municipio.

Luego de la liberación de las cuatro personas retenidas, la policía estatal trasladó a los presuntos responsables a la ciudad de Pachuca donde fueron puestos a disposición del Ministerio Público, quien inició la averiguación previa AP 19/311/2013 por delitos de robo a casa habitación y de vehículo.

En tanto personal de la Coordinación de Seguridad Municipal se mantiene en el lugar a fin de evitar que la ciudadanía intente retener y linchar a personas acusadas de cometer robos.

— JUAN JOSÉ FERNÁNDEZ