29 de agosto de 2013 / 01:46 a.m.

Guerrero • El jefe de la Policía municipal de Olinalá, Lorenzo Medardo Vázquez sostuvo que para él fue más complicado tratar con la policía comunitaria que con los grupos de delincuentes, que antes del 27 de octubre de 2012 controlaban dicha localidad.

Medardo Vázquez acompañó a un grupo de hombres y mujeres que en Chilpancingo denunciaron supuestos abusos cometidos por la coordinadora de la policía comunitaria de Olinalá, Nestora Salgado García.

Comentó a los reporteros que el 21 de julio fue detenido por la PC junto con seis policías preventivos, acusado de realizar patrullajes en la ciudad, mientras consumía bebidas alcohólicas.

"Ese día me pararon y me sometieron, luego pusieron en mi patrulla un six de cervezas para simular que estaba tomado, después me advirtieron que me tratarían de la misma manera en que se tratara a tres policías comunitarios, que antes fueron detenidos por el Ejército", explicó.

La mañana del miércoles 28 de agosto, el funcionario dirigió un agradecimiento al gobierno estatal, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) y al Poder Judicial por el auto de formal prisión emitido contra Nestora Salgado.

"Ya solicité que se aplique todo el rigor de la ley en mi denuncia de hechos, misma que ya ratifiqué ante las autoridades correspondientes", refirió.

El jefe de la policía municipal de Olinalá fue cuestionado sobre con quien resultó más difícil trabajar; los sicarios que controlaban la cabecera antes del movimiento de autodefensa de 2012 o con los policías comunitarios dirigidos por Salgado García.

La respuesta fue casi inmediata: "Fue más complicado para mi con los comunitarios; porque se entorpece la jurisdicción funcional de nuestro trabajo, porque tomando como base en el artículo 182 del bando de policía y buen gobierno, me sujeto a esto para trabajar. Yo no tengo fuero para trabajar con los sicarios y mucho menos los conozco2, apuntó.

Aclaró que fue designado jefe de la policía municipal el 15 de octubre de 2012, doce días antes de que se desatara el movimiento de autodefensa y que era muy poco lo que conocía de Olinalá.

"Yo entro el 15 de octubre, me dan la responsabilidad hasta ese día y de lo que pasaba antes no sé mucho: soy originario, pero no he vivido ahí. Soy originario de Santa Cruz Lomalapa, comunidad del mismo municipio", acotó.

El servidor público también dio a conocer que no se preparó mucho para ocupar el cargo que hasta la fecha ostenta, pues en realidad nunca antes tuvo dicha aspiración.

"Cuando llega mi presidente (Eusebio González Rodríguez) me dice -vas tú-. Pues ni yo sabía y (ante la sorpresa) me dice que ahí estaba el Bando de Policía y buen gobierno, que con base en sus ordenamientos hiciera mi trabajo2.

Bajo esas circunstancias, Lorenzo Medardo está a pocas semanas de ocupar la dirección de seguridad pública de Olinalá.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN