21 de abril de 2013 / 10:54 p.m.

Monterrey.- • Al asistir a votar en la elección de los delegados para formar el Consejo Estatal del PAN, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, señaló que, lejos de ser una confrontación entre grupos, se trata de una fiesta democrática donde lo que debe predominar es la unidad.

Arellanes Cervantes mencionó que no hay confrontación al interior del partido entre grupos como la Neocúpula y la llamada División del Norte, sino que, por el contrario, cada albiazul tomará una decisión personal que dejará fortalecido al instituto político, todo ello con miras a la campaña a la gubernatura en 2015.

“"Hemos visto una gran asistencia y, como han podido constatar, es una fiesta democrática la que ha vivido Acción Nacional y estoy segura que el partido va salir bien fortalecido y vamos a la Asamblea Estatal. A final de cuentas, en el partido Acción Nacional, se trata de personas y los panistas tomarán su decisión, cada uno conforme ellos consideran las propuestas para consejeros. En todo momento, y es algo que yo misma he estado propiciando, no nada más en Monterrey, sino en muchísimos otros municipios: el llamado a la unidad, al trabajo, a la ciudadanía"”, expuso.

Incluso, la alcaldesa destacó que el propio Acción Nacional no le pertenece a los panistas, sino a los propios ciudadanos y, por tal motivo, debe regresar la confianza entre ellos para entonces salir fortalecidos sin conflictos de intereses.

“"El partido no le pertenece a los panistas, el partido lo trabajamos, lo fortalecemos, pero, a final de cuentas, entregárselo a la ciudadanía. El partido Acción Nacional le pertenece en este caso a los regiomontanos, a los neoleoneses y a los mexicanos. Es una contienda únicamente interna y habremos de decidir quiénes son las propuestas que habrá de presentar el municipio de Monterrey para el Consejo Estatal"”, agregó.

ISRAEL SANTACRUZ