12 de octubre de 2013 / 03:08 p.m.

Inyectado de motivación por la posibilidad de convertirse en pentacampeón mundial en igual número de categorías, Juan Manuel Márquez se presentó el viernes por la tarde a la ceremonia de pesaje en el teatro del Hotel Wynn de Las Vegas Nevada.

Cobijado con el apoyo de sus files seguidores, el peleador nativo de Iztacalco, Ciudad de México, escaló a la báscula para detenerla en 65 kilos 544 gramos y cumplir con el trámite.

Con un físico mucho más estilizado, pero marcado, Márquez se declaró emocionado por la oportunidad de conquistar este nuevo cinturón, y listo para encarar al peleador estadounidense Timothy Bradley, poseedor de la corona welter de la Organización Mundial de Boxeo.

La Tormenta del Desierto detuvo el field de la báscula en 66.224 kilogramos, pero a pesar de la diferencia respecto a Márquez, declaró que esos 680 gramos no serán un ancla que lo perjudique, sino la ventaja que le permita asimilar el golpeo que le envíe su rival.

Esta noche, teniendo como escenario el Thomas and Mack Center en la Universidad de Las Vegas, Bradley recibirá el reto del capitalino en lo que será la primera exposición de la diadema welter de la Organización Mundial de Boxeo que conquistó en 2012 al vencer por polémica decisión dividida al filipino Manny Pacquiao.

"No tengo preocupación por los jueces. Ya dejaron de preocuparme desde hace tiempo. La gente no es tonta y se dará cuenta si hay algo raro ahí. Haré mi trabajo y me enfocaré en dejar claro round a round", explicó Márquez, quien correspondió a las porras agitando los brazos y saludando a los fanáticos que estaban más cerca del estrado.

En lo que será un duelo de experiencia contra juventud, Márquez buscará dar un último paso como figura del boxeo internacional cuando se una al grupo de peleadores que tienen cinco coronas mundiales: Ray Leonard, Tommy Hearns, Manny Pacquiao, Floyd Mayweather y Óscar de la Hoya.

A diferencia de los otros miembros de este grupo, Márquez se unirá a pesar de que una de sus coronas la ganó fuerra del ring. En 2012, Dinamita consiguió la corona interina superligera de la Organización Mundial de Boxeo y tiempo después el organismo con sede en Puerto Rico lo hizo monarca absoluto al quedar vacante.

Otro que también tiene una situación parecida, pero no se contempla en el grupo es el mochiteco Jorge Arce, quien quedó con cuatro diademas absolutas y una interina.

REDACCIÓN