26 de noviembre de 2013 / 12:29 a.m.

La Federación Mexicana de Futbol obtuvo Un millón 670 mil 189 pesos por concepto de amonestaciones y expulsiones en la fase regular del Torneo Apertura 2013.

Cada que un árbitro desenfundaba una tarjeta amarilla sobre alguno de los jugadores, o integrantes del cuerpo técnico de los 18 equipos de la Liga Mx que participaron en las 17 jornadas del torneo que recientemente terminó, la FMF, a través de la Comisión Disciplinaria, cobró 2 mil 170 pesos (IVA incluido) por cada una.

Mientras que por cada tarjeta roja que fue mostrada en este torneo los clubes tuvieron que pagar 5 mil 609 pesos (IVA incluido) a la FEMEXFUT.

En total, los árbitros mostraron 612 tarjetones amarrillos en las 17 jornadas que disputaron en el Apertura 2013, mientras que la tarjeta roja fue utilizada en 61 ocasiones.

El equipo que más ingresos le dio a la Federación por concepto de tarjetas amarillas y rojas fue el Atlas que recibió un total de 48 amonestaciones y 7 expulsiones. En total los Zorros pagaron 104 mil 160 pesos por las amonestaciones, más 39 mil 263 pesos por las tarjetas rojas. Un gran total de 143 mil, 423 pesos.

El segundo equipo que más pagó fueron los Xolos de Tijuana, quien por 44 amonestaciones y cinco expulsiones pagó 123 mil 525 pesos.

Otros cuatro equipos superaron los 100 mil pesos por este mismo concepto: Atlante, Jaguares, Cruz Azul y Puebla.

El equipo que menos pagó fueron las Águilas del América. Los de Coapa recibieron 26 tarjetas amarillas y dos rojas, por las que pagó en total poco más de 67 mil pesos.

El árbitro que más ingresos generó por concepto de amonestaciones y expulsiones fue Jorge Antonio Pérez Durán, participó en 12 partidos como árbitro central y acumuló en este torneo apertura 2013 un total de 54 tarjetas amarillas y seis rojas, lo que da un total de 155 mil ciento 74 pesos. El silbante Fernando Guerrero tiene los mismos números.

Los árbitros César Ramos, Roberto García Orozco, Jorge Rojas, Paul Delgadillo y Erim Ramírez ingresaron a la FMF poco más de 100 mil pesos cada uno.

Fue Jesús Morales Bojorquez, quien apenas pitó un partido como central, el que menos generó: 6 mil 510 pesos por tres amonestados.

El árbitro más reconocido, Marco Antonio Rodríguez, quien vio acción en diez juegos como central, sumó casi 78 mil 500 pesos.

FRANCISCO VELA