7 de abril de 2013 / 02:38 p.m.

Hidalgo • Pobladores de las comunidades de Dendhó, Cardonal, 18 de Marzo, Tlamaco y Bojay en el municipio de Atitalaquia, en el estado de Hidalgo, han sido desalojados de sus viviendas a causa de una explosión e incendio dentro de una empresa de productos químicos, informó la policía municipal.

De acuerdo con los reportes de la autoridad el suceso se registró la madrugada de este domingo dentro de la empresa ATC, dedicada a la fabricación de agroquímicos y fertilizantes, la cual se encuentra asentada en el parque Industrial Atitalaquia.

Se calcula en más de mil personas el número se evacuados y movilizados de la zona ante cualquier riesgo de daño físico y ambiental.

Ya han sido instalados albergues temporales en las zonas conocidas cono Tablón y el Auditorio de San Miguel Xingu en el mismo municipio de Atitalaquia.

Del mismo modo fueron evacuados habitantes de las comunidades de Progreso y Bóvedas, del municipio vecino de Atotonilco de Tula debido a que la empresa que sufrió el siniestro se ubica a escasos metros.

Según los reportes preliminares, las causas cuyas del accidente aún se desconocen, sin embargo se indaga que pudo ser ocasionado por un corto circuido. Hasta el momento no se reportan víctimas, solamente pérdidas materiales de consideración.

Elementos de Protección Civil de los municipios de Tula de Allende, Atitalaquia, Atotonilco de Tula, Tlahuelilpan, Tlaxcoapan y del equipo de contra incendio de la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) coordinan esfuerzos para conflagrar el incendio que aún prevalece en menor grado pero que ha dejado una extensa nube de gas tóxico.

Debido a esto miles de trabajadores asignados a empresas asentadas en el parque industrial fueron evacuados de la zona de riesgo.

Por instrucción de Protección Civil Estatal se ha pedido a las empresas que operan en el parque industrial que suspendan actividades, hasta que sea controlado en su totalidad el incidente.

Elementos de seguridad pública estatal, del Ejercito Mexicano y de la Policía Federal, han acordonado la zona de peligro como estrategia para evitar riesgos.

JOSÉ MARTÍN ANAYA/CORRESPONSAL