5 de noviembre de 2013 / 03:46 p.m.

Un sujeto en completo estado de intoxicación debido al consumo de drogas y de alcohol, primero mató a una sexagenaria, luego asesinó a su novia y después se suicidó para evitar ser capturado por la policía.

Esta es la última versión de los hechos ocurridos esta tarde en Chimalhuacán, donde primero se informó de la muerte de dos presuntos extorsionadores al escapar de un grupo de transportistas a los que, se dijo, habían intentado cobrar la cuota respectiva y estos los golpearon.

De acuerdo con el reporte, confirmado por la Subprocuraduría regional y enviado a la medianoche, un sujeto circulaba, en compañía de su novia, a bordo de una camioneta Silverado por la avenida Arenal s/n, entre las calles de Dr. Mora y Tezontle, colonia Luis Córdoba Reyes.

Y debido a su estado de intoxicación, se estrelló contra un inmueble de la misma avenida, sin número, por lo que la dueña de la casa salió para ver qué había pasado y se encontró con el sujeto que, sin mediar palabra, le disparó a ella y a su hija, quienes fueron llevadas al hospital 90 Camas, donde más tarde la sexagenaria, de nombre María de Lourdes, perdió la vida, mientras que a su hija quedó lesionada de gravedad.

Al ver la situación, cinco miembros de la familia de las agredidas salieron portando armas de fuego para alcanzar al homicida, pero fueron detenidos por policías municipales y remitidos al Centro de Atención Ciudadana de Chimalhuacán, en donde fueron puestos a disposición por el delito de portación de arma de fuego.

El sujeto, completamente perdido por la intoxicación, disparó contra su novia, que lo acompaña en la camioneta y para intentar huir, amenazó al dueño de un automóvil Pointer, color gris, y lo despojó, pero el vehículo que se descompuso y encontró en la esquina una base de peseras de la Organización de Transportes del Oriente Mexiquense Ihuilcamina S.A. de C.V., y se subió en una Urva, color blanco, número económico 016.

Al verse acorralado por elementos de la policía municipal de Chimalhuacán, el sujeto se suicidó con un disparo de arma de fuego en la cabeza, quedando en el asiento del conductor.

Al lugar acudió el agente del ministerio público del primer turno de Chimalhuacán, quien ordenó el levantamiento de los cadáveres y su traslado al Semefo para practicarles la necropsia de rigor.

 ALEJANDRA GUDIÑO