CRÓNICA POR LORENZO ENCINAS
4 de agosto de 2013 / 03:23 p.m.

Monterrey.- • Lo que parecía un sábado normal, de fin de semana para el esparcimiento, se convirtió en una jornada difícil de olvidar para cuatro personas, tres mujeres y un hombre, quienes sufrieron accidentes en sitios para excursiones extremas.

Matacanes, en el municipio de Santiago, Nuevo León y el otro el cerro de La Silla, fueron los escenarios en los que grupos de rescate se movilizaron ante las repentinas llamadas de auxilio.

En ambos casos se presentó una fuerte movilización y hasta hubo la necesidad de recurrir al uso de un helicóptero.

Los fuertes rayos del sol y el calor agotador fueron factores que influyeron en los percances, en el caso de Matacanes, se presentó una mujer con una fractura en el pie y otra con síntomas de deshidratación.

Eran las 14:30 cuando en las instalaciones de Protección Civil de Santiago se recibió la llamada de auxilio, minutos después estos pedirían el apoyo a Protección Civil Estatal, ya que dos mujeres se hallaban lesionadas.

Ramiro López Nájera, comandante de Protección Civil estatal fue claro: "Se trata de dos hechos distintos que ocurrieron en Matacanes, a menos de 500 metros de distancia, son dos damas que presentan lesiones en las piernas.

"La primera persona que rescatamos fue Alma Sánchez Barrales de 40 años, presentaba una fractura en una de sus piernas, nos mencionaron que perdió pisada, justo cuando era subida, el elemento que la iba cuidando se percató de que un grupo le hacía señales, fue así que nos dimos cuenta había otra lesionada", explicó el comandante.

La segunda rescatada, Erika Vanesa Flores Flores de 33 años, sufrió la caía apenas minutos antes de la llegada de la aeronave, sus acompañantes refirieron que fue producto de un resbalón.

Para las 17:45 horas ambas lesionadas llegaron al helipuerto de Protección Civil de Nuevo León donde fueron llevadas para su atención médica a la Clínica Nova.

Pero una historia similar, con tintes de dramatismo se escribía en otro zona del Estado; la ruta de ascenso al Cerro de la Silla, por dos senderos distintos, tuvieron un mismo final: dos personas deshidratadas en lo alto del también símbolo de Monterrey.

Comentaron los elementos de Protección Civil de Guadalupe que dos grupos subieron a la parte alta del Cerro de la Silla utilizando veredas distintas.

Una conformada por 16 personas que subieron por el camino a las antenas, integrada amantes del senderismo y que habitualmente llevan a cabo este paseo, en cambio el otro grupo estaba integrado por ocho personas y su ruta iba dirigida al "Pico Norte".

"Nos comentaron que llegaron a la parte alta al filo de las 13:00 horas y fue a las 15:00 que se nos advierten que dos excursionistas presentaban un cuadro de deshidratación, por lo que personal de infantería acudió al auxilio", mencionó personal de Protección Civil de Guadalupe.

En las aturas fue atendida Molvana Rosillo Izaguirre de 18 años, ahí mismo los socorristas le proporcionaron líquidos y la apoyaron.

"La dama que atendimos pertenecía al grupo de 16 personas, la totalidad de los excursionistas bajó por el lugar conocido como "Los Arcos" ya en el sector de La Pastora", dijo el elemento municipal.

El hombre que fue atendido en el "Pico Norte", responde al nombre de Jesús Garza Leal, mejor conocido como "Don Chuy" y que debido a que presentaba dolor de rodillas, rescatistas a bordo del helicóptero trataron bajarlo de las alturas, sin éxito por cierto, debido a que la noche se acercaba y por los condiciones del terreno.

Una vez abortada la posibilidad de rescatar a "Don Chuy", los elementos de Protección Civil de Guadalupe trazaron un plan para subir y traer al grupo de ocho senderistas.

Martín Castillo de Protección Civil de Nuevo León dijo que fueron las condiciones del clima las que afectaron a las personas y suele suceder que aunque se tenga mucha experiencia, los excursionistas suelen ser afectados por el calor.

"Fue el calor, son cosas que suceden, hay que llevar agua y si no hay condiciones para subir, hay que abstenerse de hacerlo", sostuvo.