1 de marzo de 2013 / 01:38 p.m.

Un total de 100 policías de los tres niveles de gobierno y militares murieron a manos del crimen organizado en los primeros tres meses del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Destaca que 70 por ciento de esos casos se concentran en cinco estados: Michoacán (17), Jalisco (16), Chihuahua (13), Durango (12) y Edomex (11).

Los policías municipales presentan el mayor número de bajas, con 64 elementos abatidos en los tres primeros meses de gobierno de esta administración. El periodo con más decesos fue diciembre, con 32; seguido de febrero, con 24, y enero, cuando se contabilizaron siete casos.

Por su parte, las corporaciones estatales sufrieron 23 bajas entre sus agentes, la mayoría registradas en el mes recién terminado, mientras en diciembre y enero solo hubo ocho muertes.

En relación con otros cuerpos de seguridad, el desglose de los primeros tres meses del gobierno de Peña Nieto se encuentra de la siguiente manera: seis federales, seis militares y un marino.

Cifras de la violenciaDe acuerdo con el conteo de MILENIO, en febrero se cometieron 944 ejecuciones en todo el país, lo que dejó un promedio de 34 casos diarios. En comparación con la media de enero, hay un incremento de tres homicidios cada 24 horas.

Chihuahua se mantiene como la entidad más violenta al registrar 155 asesinatos relacionados con el crimen organizado. Dicha cifra superó por 11 casos a los que se contabilizaron en enero.

La fecha más sangrienta en ese estado se dio el 9 de febrero, cuando 12 personas fueron abatidas. En esa ocasión se presentaron dos balaceras en diferentes centros nocturnos que dejaron seis personas muertas. Entre las víctimas se encontraban dos menores de edad.

En Guerrero, la segunda entidad más violenta durante el mes pasado, el crimen organizado perpetró 87 ejecuciones, lo que representa la cifra más alta en lo que va del actual sexenio.

En esa entidad se cometieron 96 ejecuciones entre diciembre y enero, pero en febrero el promedio diario fue de tres casos, más del doble de lo que se presentó en los dos meses anteriores.

En contraparte, en el Estado de México los homicidios disminuyeron de manera significativa, al pasar de 104 casos en enero a 54 en febrero, lo que representa un descenso de 48 por ciento.

Las mujeres fueron el grupo más golpeado por el hampa en febrero, pues 74 murieron por crímenes relacionados con el narcotráfico, además de 20 menores y 12 funcionarios públicos.

El crimen organizado dejó ayer 18 ejecutados en Baja California, Jalisco, Tabasco, Zacatecas, Michoacán y Coahuila.

En Michoacán fue asesinada Marisela Delgado, de 23 años, quien fungía como asesora de la fracción parlamentaria del PAN en el Congreso local. La mujer, secuestrada el martes en Tanhuato, fue degollada, además de que presentaba contusiones en cráneo, espalda y piernas.

En tanto, en Zacatecas fueron hallados los cuerpos de cuatro mujeres, un hombre y adolescente de 13 años, quien fue detenido el 4 de febrero como presunto homicida, aunque liberado horas después por ser menor.

 — RAFAEL LÓPEZ