4 de marzo de 2013 / 10:48 p.m.

Chilpancingo de los Bravo • El auditor especial de la Auditoría General del Estado, Salvador Becerril Gómez, fue asesinado a golpes y puñaladas la madrugada del lunes en su domicilio particular, ubicado en Chilpancingo.

Becerril Gómez fue designado por el Pleno del Congreso local el año pasado como auditor especial del órgano fiscalizador del estado, era también integrante de la Corriente Democrática para la Dignificación del PRI, ubicada en el sector crítico del partido tricolor.

El hallazgo del cuerpo de Becerril Gómez lo hizo su chofer, Luis Eduardo Luna Ramírez, alrededor de las ocho de la mañana, cuando llegó a su domicilio particular ubicado en la calle Salubridad de la colonia Ruffo Figueroa.

Dicho asentamiento humano está ubicado en el lado norte del primer cuadro de la ciudad, el chofer se comunicó al 066 para informar que su jefe estaba tirado en la sala, bañado en sangre y que no sabía si estaba vivo, pues no sabía como tomar los signos vitales.

Aunque llegaron socorristas de la Cruz Roja, estos confirmaron el deceso de Becerril Gómez y pidieron que se diera parte a las autoridades ministeriales.

Elementos de la Policía Preventiva Municipal llegaron al inmueble para asegurar el área, después lo hizo personal del Servicio Médico Forense y peritos de la Procuraduría General del Estado para realizar las primeras diligencias.

De entrada solamente se reportó la desaparición de una camioneta Honda tipo CRV color gris, con placas de circulación HDB-3338, propiedad del gobierno de Guerrero.

Se conoció que la causa del deceso fue politraumatismo, aunque también presenta varias heridas provocadas por arma blanca.

Salvador Becerril fue militante del PRI durante más de 30 años, la mayor parte de ese tiempo fue simpatizante de grupos de tendencia crítica, solamente dejó de respaldar al tricolor en el proceso electoral de gobernador que se desarrolló en enero de 2011, cuando respaldo al actual gobernador Ángel Aguirre Rivero, quien fue candidato de una coalición de izquierda.

Fue incluido en una terna que el Congreso local valoró para integrar el cuerpo de auditores especiales de la AGE, cargo en el que se desempeñó hasta el momento en que fue encontrado sin vida.

Se espera que el auditor general del estado, Arturo Latabán López, sostenga una reunión con la titular de la Procuraduría General de Justicia, Martha Elva Garzón Bernal, para solicitarle información respecto al caso y pedir una investigación que permita ubicar a él o los responsables.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN