28 de noviembre de 2013 / 05:50 p.m.

Morelia.- Al menos dos policías federales murieron y nueve más resultaron heridos en una emboscada en el estado occidental de Michoacán, en una zona que se ha visto afectada por la presencia de un grupo del narcotráfico.

La Comisión Nacional de Seguridad informó en un comunicado que el ataque a tiros ocurrió la noche del miércoles en una carretera cercana a la municipalidad de Apatzingán, un área considerada como bastión del cartel de Los Caballeros Templarios que ha asolado por años el estado.

Los policías muertos y heridos viajaban junto con otros de sus compañeros en cuatro autobuses y al pasar por una zona de curvas comenzaron a recibir disparos que varios hombres hacían desde un cerro.

La comisión de seguridad no informó el motivo por el que los policías viajaban en los autobuses por esa zona, aunque en los últimos meses el gobierno federal ha reforzado la presencia tanto de agentes como de militares en Michoacán, en particular en la zona de Apatzingán.

La autoridad federal no precisó si sospechaba de algún grupo específico como responsable del ataque.

Autoridades locales y federales han enfrentado problemas para frenar la violencia en Michoacán, donde en los últimos meses habitantes han formado grupos de autodefensa para combatir a Los Caballeros Templarios, un grupo del narcotráfico que se presenta con mensaje seudorreligioso.

Los Caballeros Templarios han sostenido enfrentamientos con grupos de autodefensa, al tiempo que mantienen una disputa con el cartel rival Nueva Generación, que principalmente opera en el estado vecino de Jalisco.

Horas antes del ataque a los federales, en la municipalidad de Aguililla localizada en la misma zona, hombres armados atacaron a personal de la Procuraduría de Michoacán que había acudido a una mina para investigar una denuncia de despojo.

En el ataque resultaron lesionados dos policías estatales y un perito, cuyo estado de salud se reportó como estable.

Los ataques ocurren también en momentos que autoridades federales han localizado fosas clandestinas en La Barca, una comunidad de Jalisco fronteriza con Michoacán, de las cuales se han exhumado 54 cuerpos de presuntas víctimas del cartel Nueva Generación.

Las fosas se localizaron tras declaraciones de policías municipales de Michoacán detenidos por su presunta participación en la desaparición de dos agentes federales.

AP