6 de febrero de 2013 / 09:55 p.m.

El rector de la Basílica Menor de la entidad, Jesús Mendoza Preciado, dio a conocer que el occiso, el padre José Flores Preciado, de 83 años de edad, fue amenazado y lo intentaron extorsionar en los últimos meses.

Colima • Para saquear el templo en donde predicaba, la madrugada de hoy un sacerdote fue atacado a golpes que le ocasionaron la muerte horas más tarde. Sin embargo, el rector de la Basílica Menor de Colima, Jesús Mendoza Preciado, dio a conocer que el occiso, el padre José Flores Preciado de 83 años de edad, había sido amenazado y lo intentaron extorsionar en los últimos meses.

Las autoridades policíacas no han dado a conocer oficialmente sobre los hechos, aunque a través de los médicos que lo trasladaron a un nosocomio señalaron que falleció a causa de un traumatismo craneoencefálico.

Mendoza Preciado señaló que el sacerdote asesinado tenía la cara desfigurada a consecuencia de los múltiples que sufrió y al parecer, por su edad, nunca intentó defenderse de los agresores que se llevaron varios objetos de valor que aún no han sido cuantificados.

El rector de la Basílica Menor de la entidad, señaló que el padre José Flores había comentado que hace algunos meses había sido amenazado por teléfono para que entregara dinero por lo que se acordó que dos seminaristas vivieran con él, “pero lamentablemente en el momento de los hechos no se encontraban en la Iglesia.

Precisó que días atrás la procuradora Yolanda Verduzco Guzmán en la comunidad de Suchitlán, en el municipio de Comala, “nos platicó sobre esos casos de violencia, cómo estar alerta sobre todo a las llamadas telefónicas porque para varios sacerdotes han sido efectivas, porque hablan, los amenazan y tienen que depositar cierta cantidad de dinero si no, así les va”.

Edgar Rodríguez