2 de julio de 2013 / 03:14 a.m.

Ciudad de México  • La manifestantes que protestan en contra del presidente Enrique Peña Nieto, intentaron llegar al Zócalo por la calle de Madero, sin embargo, granaderos del Distrito Federal les impidieron el paso, lo que generó un conato de bronca más, en lo que va del recorrido.

Más adelante, a la altura de la calle 5 de Mayo, los manifestantes comenzaron a quemar conos de vialidad y a arrojar botellas, mientras los granaderos caminan a los costados de la calle.

Tras dejar la Torre de Pemex, regresaron al Paseo de la Reforma, en donde algunos volvieron al monumento del Ángel de la Independencia y otros más, se fueron al de la Estela de Luz.

Más temprano, alrededor de 50 de los 200 manifestantes se enfrentaron a empujones con policías para cerrar el Circuito interior, a la altura de Río Tiber, para después dirigirse rumbo a la Torre de PEMEX. Algunos de los manifestantes realizaron pintas sobre Circuito Interior.

Los manifestantes y granaderos tras llegar a la Torre de Pemex, se concentraron en las calles Marina Nacional y Bahía de San Hipólito.

Después, tras dejar la Torre de Pemex avanzaron sobre Marina Nacional y se incorporan al Circuito Interior.

Inicio de la marcha

Alrededor de 200 activistas de diferentes organizaciones se concentraron en el monumento al Ángel de la Independencia para realizar una marcha rumbo al Zócalo, con el propósito de recordar los hechos del 1 de diciembre durante la toma de protesta del presidente Enrique Peña Nieto.

Personal de granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal rodearon la Glorieta del Ángel de la Independencia para evitar que los activistas ingresaran hacia las escalinatas del monumento y pudieran realizar algún acto de vandalismo.

Alrededor de las 18:30 horas, un grupo de 20 personas intentaron pasar a la Glorieta del Ángel, pero los granaderos impidieron su paso, “lo que quieren es acampar en el pasto del Ángel y en las escalinatas”, comentó una de las participantes que se sumaban al mitin.

Algunos de los manifestantes traen el rostro cubierto y lanzan consignas contra el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, así como la presunta “privatización de PEMEX”.

Elementos de la policía del Distrito Federal resguardan parte del Paseo de la Reforma desde Insurgentes hasta la calle de Sevilla.

Las consignas son directamente contra el presidente Enrique Peña Nieto.

Alejandro Madrigal