17 de noviembre de 2013 / 11:02 p.m.

John McEnroe, una leyenda del tenis de hace tres décadas, perdió un partido de exhibición con el principal tenista japonés por 1-6, 6-4 y desempate de 10-7 en beneficio de las víctimas del desastre natural del 2011 en Japón.

Jugando en Japón por primera vez desde 1997, McEnroe, de 54 años, jugó con Kei Nishikori, de 23 años, que este año ascendió al undécimo puesto en el escalafón del mundo.

El marcador apenas importó ya que el objetivo era recaudar fondos para la Asociación de Tenis de Tohoku para fomentar el tenis en la región devastada por el maremoto del 11 de marzo del 2011.

"Considerando que llegué hace unos pocos días, mi organismo respondió bastante bien", comentó McEnroe. "Pude meter algunos buenos remates pero él se apiadó de mí".

Además de su espíritu competitivo, el estadounidense mostró algunos chispazos de sus pocas pulgas.

"¿Es este un partido de tenis o una guardería?", gritó al público cuando el llanto de un bebé interrumpió su saque.

Con el marcador igualado 6-6 en el desempate, McEnroe hizo algunas de las suyas protestando decisiones y arrojando ocasionalmente la raqueta.

McEnroe dijo estar muy satisfecho de visitar Japón y ayudar a las víctimas.

"Es positivo tratar de ayudar a la gente en momentos difíciles", afirmó. "Lamentablemente, desastres como este parecen ocurrir cada vez con mayor frecuencia".

Nishikori, que contribuyó a promover el tenis en los últimos años, se mostró impresionado con el juego de McEnroe, ganador de siete títulos de Grand Slam.

"Jugó mucho mejor de lo que yo anticipaba", afirmó el japonés. "Me sorprendió. Sus remates fueron muy buenos. Realmente disfruté de jugar con él y fue una gran experiencia".

AP