19 de julio de 2013 / 01:37 p.m.

Éver Banega, centrocampista argentino del Valencia, aseguró que ha llegado el momento de devolver en la cancha todo el cariño y las oportunidades que le ha dado el club.

"Estoy muy agradecido porque me han dado mucho cariño, muchas oportunidades y llegó el momento de que pueda devolver eso con estilo en la cancha", señaló en una entrevista para la televisión del club, en la que se mostró orgulloso de formar parte del Valencia.

"Es un orgullo formar parte del Valencia. Llevo muchos acá, lo conozco bien y la verdad es que te marca. Marca un estilo, te marca en la vida. Pasas a ser uno de ellos", reconoció el jugador que se encuentra junto al resto de la plantilla concentrado en la localidad alemania de Speyer.

El centrocampista aseguró que afronta esta nueva temporada "con las mismas ganas y con la misma ilusión". Recordó también que es uno de los jugadores que más tiempo lleva en la plantilla "y es un orgullo ser uno de los más viejos con 25 años".

Banega analizó además la llegada al banquillo del equipo de Miroslav Djukic y apuntó que tras ver "cómo hacia jugar a un equipo como el Valladolid, ahora en el Valencia, donde tiene grandes jugadores con muchísima calidad, no va a tener ningún problema en que agarremos la forma en la que quiera jugar".

El jugador argentino reconoció que es una decepción no jugar la Liga de Campeones pero subrayó que "vamos a apostar a todo porque con los jugadores que han venido, los que están y los de la cantera, quedó un lindo grupo".

"Con el plantel que tenemos, nos merecemos algún título", aseguró Banega que espera que se muestren como un grupo "unido y especial" y que mostró su deseo de que su compatriota Fede Cartabia, con el que realizó la entrevista, dé el salto definitivamente del filial al primer equipo como ya ha hecho esta pretemporada.

"Está haciendo las cosas muy bien y tiene que aprovecharlo al máximo. Es joven y tiene que pelear mucho para quedarse con nosotros", señaló Banega, que explicó que lo ve "como un hermanito" y que le da muchos consejos.

"Trato de apoyarlo en todo momento porque a mi me tocó vivir eso también cuando era joven y a uno le gusta que le arropen los más grandes", recordó.

Cartabia, por su parte, reconoció que Banega le ayuda mucho. "Siempre me dice que haga esto y que no haga lo otro", apuntó y afirmó que espera de aprender "de su calidad y de su estilo de juego".

Además, se mostró muy agradecido al trato que le ha dado Djukic. "Desde el primer día me dijo que estuviera tranquilo, que sea uno más. En lo deportivo estoy muy contento porque me han dado la oportunidad y debo tratar de aprovecharlo al máximo", señaló.

Cartabia, de 20 años y natural de Santa Fe, recordó que llegó a la entidad "muy chiquito, con 13 años, y me dieron mucho cariño, me trataron muy bien", y ahora quiere devolver ese trato desde el primer equipo.

"Ojalá pueda devolvérselo jugando en el primer equipo, estando muchos años en el Valencia y dándole títulos", concluyó.

EFE