13 de agosto de 2013 / 10:12 p.m.

Algo que le distinguió a Omar en Chivas fue su capacidad de desequilibrio. Incluso, el torneo anterior lo manifestó con el propio Monterrey en ciertos partidos.

No obstante, ha admitido que le ha faltado ser más agresivo en el mano a mano. "Hay que empezar a hacer bien lo que mejor sabemos hacer. Tengo que ser autocrítico, en mi caso me ha faltado desequilibrar, crear peligro, desbordar, eso lo he hecho poco y por ahí tengo que empezar.

"Tengo que tener esa humildad para aceptarlo y hay que empezar por eso, eso me ha faltado y haciendo esas cosas el equipo mejora. Si individualmente todos mejoran en lo que cada quien ha dejado de hacer, el equipo puede mejorar y las cosas pueden salir mejor", propuso.

A diferencia del torneo anterior, en el actual, Arellano ha sido adaptado como volante por izquierda, una posición que si bien no desconoce, tampoco la ha dominado. Pese a su perfil derecho, el técnico Víctor Vucetich ha tenido que encontrarle acomodo para dejar por derecha a César Delgado.

"También he jugado por izquierda en mi carrera, por supuesto que mi perfil es el derecho, pero también he jugado por izquierda y no es algo que se me complique mucho, es algo que va más por el tema de atrevernos, de tener esa confianza, seguridad de hacer las cosas, desequilibrar, encarar, desbordar y sacar un buen centro o un buen disparo, va más por ese lado, no tanto por la posición en que esté jugando", opinó.

Para Arellano la clave para que el Monterrey levante será que cada jugador eleve su nivel individual.

"El equipo está dejando de hacer cosas, dejando de presionar, dejando de atacar, hay que reforzar esos aspectos, primero los individuales, y por supuesto que con eso colectivamente el equipo va a mejorar y las cosas van a salir mucho mejor", externó. 

Jaime Garza