3 de julio de 2013 / 04:03 p.m.

El español David Ferrer, tercer tenista del ránking de la ATP a partir del próximo lunes, restó hoy importancia a su lesión de tobillo y afirmó que el argentino Juan Martín del Potro le dejó fuera de las semifinales de Wimbledon porque "fue mejor en todo".

"Ante Juan Martín es difícil ganar aunque juegues a un grandísimo nivel. A la mínima que bajas un poco la guardia lo pagas caro porque es un jugador muy bueno. Todos tenemos problemas, un día estamos mejor y otros peor, pero hoy me ganó porque fue mejor en todo", apuntó Ferrer en la rueda prensa posterior al duelo.

El alicantino, que el año pasado cayó también en cuartos, ante el británico Andy Murray, y que aspiraba a clasificarse para su primera semifinal en Wimbledon, explicó que piensa tomarse quince días de descanso para recuperar la forma antes de iniciar el tramo de la temporada en Estados Unidos.

"Creo que nunca he disfrutado de tres o cuatro semanas en las que no haya tenido que disputar ningún campeonato, así que es el momento perfecto para descansar. Tengo 31 años, necesito tomarme mi tiempo", señaló el de Jávea.

Ferrer jugó hoy una vez más con el tobillo izquierdo dormido para no sentir el dolor que le persigue desde hace una semana, y se enfrentó a un Del Potro que por su parte llegaba con problemas en la rodilla.

En el primer juego del partido, el argentino amenazó con abandonar tras resbalar y quedar tendido sobre la hierba con gesto de dolor, si bien pudo recuperarse tras ser atendido en la misma pista.

"No le deseo el mal a nadie, ganar de esa forma no habría sido lo correcto. Lo mejor que me podía pasar era que él estuviera perfecto y yo hubiera ganado", apuntó el español, que admitió sin embargo que no tuvo opción ante un rival que se mostró intratable.

Solo al final del tercer set, que se acabó decidiendo al desempate, Ferrer tuvo la oportunidad de recuperar terreno en el partido, si bien finalmente Del Potro acabó imponiendo una vez más su potente servicio.

Si Ferrer se hubiera hecho con ese tercer parcial "quizás todavía estaríamos allí jugando", ironizó en la sala de prensa el español, que admitió que "aún quedaba mucho partido y Juan Martín estaba muy bien en todas las facetas".

EFE