30 de julio de 2013 / 01:18 p.m.

Monterrey • Al argumentar que se generan entre 150 y 140 millones de pesos como ahorro para el trienio, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, presumió la reestructura de la deuda.

Después de que el tesorero municipal, Rafael Serna Sánchez, anunció de que se había logrado un refinanciamiento de pasivos sin la ayuda de una consultora externa, la alcaldesa panista señaló que con lograr una Tasa de Interés Interbancario de Equilibrio (TIIE) del 1.6 -medio punto más que lo avalado en Cabildo- lo logrado superó las expectativas de la autoridad.

"Me siento muy satisfecha con esta reestructura, no únicamente por haberse logrado reducciones importantes como es la disminución de las tasas de interés a 1.6, que es por debajo de lo estimado, de lo aprobado por este ayuntamiento y por debajo de lo que otras instancias han podido reestructurar", mencionó Arellanes Cervantes.

"En este caso, si bien se están ampliando un poco los plazos, se está disminuyendo la tasa de interés, estamos generando participaciones, como también impuestos propios y estamos rondando ahorros que estarán entre los 150 y los 140 millones de pesos en el trienio".

Son alrededor de 20 años, es decir, seis trienios del gobierno municipal lo que se tardará el pago de pasivos tras esta reestructura que se logró con BBVA Bancomer.

"Sabemos que no solamente hay una reestructura en alargar plazos", mencionó Arellanes. "Porque cuando nada más haces una reestructura para alargar plazos pues ahí no hay un beneficio para la administración2.

La alcaldesa agregó que el dinero ahorrado se invertirá en infraestructura a la que se había comprometido desde antes de iniciar la administración.

2Esto nos va a permitir invertirlo, en infraestructura para nuestro municipio y para este momento globalmente la situación, los compromisos y acciones que requiera nuestra ciudad", señaló.

Éste fue el tercer intento de renegociar la deuda municipal, tras un acuerdo con Banobras que costaría cerca de 60 millones de pesos. El segundo se trató de un acuerdo con el mismo Bancomer, que se trataría de mil 406 millones, el cual tampoco se logró, y finalmente éste, que fue anunciado el domingo.

Fuimos conservadores: Arellanes

Tras aprobarse en sesión de Cabildo la primera modificación del Presupuesto de Egresos de este año, el municipio de Monterrey dispondría en el 2013 de 462 millones 254 mil 325 pesos más de lo que se tenía contemplado, recursos procedentes de partidas extras estatales, como el Impuesto Sobre Nóminas y el de la tenencia vehicular, y federales como el del Ramo 33 y el Fopedem. Lo anterior dejaría al presupuesto municipal en 3 mil 621 millones 381 mil 325 pesos.

Entrevistada tras la sesión de Cabildo, Arellanes Cervantes explicó que el aumento presupuestario se debió a que cuando se anunció el inicial, se había contemplado uno conservador, que no incluía estos recursos extra, ya que tanto la Federación como el Estado no habían definido la repartición de recursos.

"Queríamos hacer un presupuesto conservador hasta que no se tuvieran, según el acuerdo presentado en noviembre.

"Fue presentado en noviembre y todavía no se tenían los presupuestos de egresos del Estado ni de la Federación; en este sentido es que se han ido confirmando a lo largo de estos meses partidas adicionales y es por eso que hace la modificación al mismo.

Según el dictamen presentado, este dinero se destinará a áreas como Servicios Públicos tanto sectoriales como generales; de Desarrollo Urbano y Ecología, de Seguridad Pública y Buen Gobierno, de Extensión y Asistencia Comunitaria, de Previsión Social, Administración, Inversiones e Infraestructura Social.

Al señalar que eran impuestos que afectaban a la ciudadanía, la alcaldesa aseguró que no se incluirían en el presupuesto tanto la tenencia como el ISN, lo que fue cuestionado por regidores de oposición.

"Recordando un poco allá por el 10 de enero, la señora alcaldesa en uno de sus arranques, porque a veces se enoja un poquito, nos dijo ante los cuestionamientos de los regidores del PRI, cuando señalamos como un oportunismo político no incluir en el presupuesto de egresos 2013 los recursos por tenencia, usted lo dijo textualmente", comentaron.

A esto, Arellanes respondió que estos recursos están contemplados en la ley.

"El impuesto sobre la tenencia tiene carácter de ley, e hicimos la adecuación a fin de que sean canalizados a las acciones prioritarias para esta ciudad", mencionó.

Contexto

El domingo, autoridades regiomontanas informaron de la reestructuración de mil 406 millones de pesos, una parte de su deuda municipal, con Bancomer, lo cual se logró sin ayuda de ningún intermediario.

El tesorero Rafael Serna justificó el diferimiento de la deuda hasta el año 2033, pues de cualquier manera los plazos anteriores también eran extensos. Ello no significa que el municipio se desentenderá de su responsabilidad al respecto, afirmó.

Además, informó que insistirán en las negociaciones para destrabar la reestructura de la deuda con Banobras, estimada en casi 800 millones de pesos, contratada durante el gobierno de Ricardo Canavati Tafich.

NADIA VENEGAS