12 de junio de 2013 / 03:34 p.m.

El hispano brasileño Marcos Senna se ha despedido hoy para emprender una aventura en el fútbol estadounidense pero ha anunciado, en rueda de prensa, que regresará al club castellonense, del que ha asegurado que es su "casa".

Senna, que el próximo mes de julio cumplirá 37 años, llegó al Villarreal en junio de 2002 procedente del Sao Caetano y es el jugador que más partidos ha disputado con la camiseta del Villarreal, con un total de 363 encuentros, 33 de ellos esta misma temporada, tras once temporadas en la entidad.

Aunque su destino es la Liga de Fútbol de Estados Unidos (MLS), el jugador no ha desvelado el club en el que militará, si bien el Cosmos de Nueva York es el que tiene más opciones de hacerse con sus servicios.

El futbolista, que se ha despedido a los pies de la puerta que lleva su nombre en el estadio de El Madrigal, ha explicado que deja el club porque quiere "vivir una experiencia nueva y conocer un país como Estados Unidos". "Pero me voy para volver porque esta es mi casa", ha manifestado.

Al hilo del deseo de esta declaración del jugador, el presidente del entidad, Fernando Roig, ha reconoció que Marcos Senna "sabe que tiene las puertas abiertas". "Para que para nosotros es un referente y un hombre de la casa", ha añadido.

Preguntado por si le ha resultado complicado dejar el Villarreal ha admitido que "fue una decisión difícil pero muy meditada es algo que tenía en la cabeza hace tiempo y creo que ahora es el momento".

Senna, tras once años en el club, ha vivido toda la época dorada del Villarreal, aunque ha asegurado que para él "uno de sus grandes logros" ha sido "devolver al equipo de donde nunca debió haber salido, como es la Primera División".

También ha explicado que "no debía ni podía" marcharse del club con el equipo en Segunda División. "Tras el descenso decidí quedarme y ahora creo que esta es la mejor despedida", ha agregado.

Además, Marcos Senna ha comentado que aunque ha vivido muy buenos momentos deportivos en el club, se queda con el cariño que "siempre me ha demostrado todo el mundo" y es lo que más va a recordar de su etapa en Vila-real.

Roig ha explicado que es una decisión que el club entiende. "Nosotros le dijimos que si quería podía seguir con nosotros pero entendemos que quiera tener otras experiencias", ha comentado el presidente.

Senna llegó a ser internacional con España en su etapa en Villarreal, un hecho que para el jugador ha sido "muy grande" ya que "poder disfrutar algo como la selección y el título de la Eurocopa de 2008 nunca lo hubiera imaginado".

En su alocución también ha querido agradecer el cariño que le han demostrado por todos los campos de España en los que ha jugado con el Villarreal.

EFE