23 de marzo de 2013 / 02:26 a.m.

Monterrey.- • Rodrigo Medina negó que sea por falta de recursos que las obras del Gobierno del Estado se hayan atrasado, y justificó que tarden más en ejecutarse porque quedarán mejor hechas.

Sin embargo, no explicó porque las agendaron para acabarlas en tan poco tiempo, si eran más elaboradas.

"Los que sé es que hemos tenido un ritmo importante de construcción en materia de obra pública que se ha estado ejecutando bien, mucha de ella a través del Consejo Metropolitano de Reconstrucción", dijo el mandatario estatal.

La calidad de las obras, el avance y la ejecución ha sido revisada y avalada por ese consejo, que se integra por ciudadanos ilustres, rectores de Universidades y especialistas.

El gobernador fue cuestionado sobre la causa de que el 42 por ciento de las obras que el Gobierno de Nuevo León construye, lleve un retraso importante en sus tiempos.

Algunos incluso superaron ya por mucho tiempo su fecha de entrega, pues apenas han terminado 65 obras en estos tres años de administración, de las 40 que están en construcción en estos momentos, 17 retrasadas y 8 de ellas tendrán su vencimiento del segundo plazo en tan sólo 10 días.

El Gobernador dijo que parte de estos retrasos es porque se están haciendo obras bien hechas.

"Y por otro lado ha habido algunas obras que han tenido un retraso en el tiempo, pero no por una mala ejecución, sino que en el caso que hemos visto con mayor frecuencia, donde antes había vados, ahora estamos construyendo puentes".

Esto requiere mayor tiempo. "Si nosotros hubiéramos dejado las cosas como anteriormente estaban, hubiéramos terminado hace mucho. Porque construir un vado o hacer una calle así, es muy rápido".

Sin embargo, no aclaró el porqué se dieron los términos de tiempo que luego no se pudieron respetar.

El mandatario estatal señaló que en su momento, la Secretaría de Obras Públicas explicará a detalle el por qué se han alargado los tiempos de cada una de las obras.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL