17 de julio de 2013 / 06:56 p.m.

Al gobernador Rodrigo Medina se le despertó su espíritu bicicletero, y para trasladarse de un evento a otro en su gira por el municipio de Hualahuises, se subió a pedalear una bicicleta ajena.

Este suceso ocurrió luego de inaugurar un puente en la entrada a la cabecera municipal de Hualahuises, cuando se dirigían rumbo a la plaza principal para entregar escrituras de Fomerrey.

Medina de la Cruz vio las bicicletas que estaban a la orilla de la calle, y sin pensarlo se abalanzósobre ellas comentando que de niño le gustaba pedalear por las calles cercanas a su casa.

El alcalde de Hualahuises, Jesús Guillermo Aguilar, preguntó inmediatamente a quién pertenecían dichas bicicletas y las pidió prestadas, así que invitó al ejecutivo estatal a irse pedaleando por el centro del pueblo hasta el lugar del siguiente evento.

Ya envalentonados, todos pidieron bicicletas para acompañarlo. Lo mismo hizo la senadora Ivonne Álvarez, quien lo acompañó en su gira; así como el delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Heriberto Treviño, y otros funcionarios.

Cabe mencionar que no todos alcanzaron bicicletas, así que tuvieron que irse caminando.

— FRANCISCO ZÚÑIGA