13 de mayo de 2013 / 05:02 p.m.

Monterrey • Aunque reconoció que la CTM es uno de los permisionarios afectados por el conflicto entre transportistas y el Estado, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz descartó que existan presiones políticas tras la amenaza de cancelar el subsidio por transbordo.

Tras llegar a un acuerdo ambas partes para mantener el descuento del 50 por ciento durante diez días más, el mandatario estatal dijo que el tema es meramente económico y se atenderá como tal para llegar a un acuerdo.

"No veo yo cuestiones de carácter político en esto, son intereses de carácter económicos, no tiene nada que ver una cosa con la otra, por eso lo vamos a analizar de manera muy detallada a ver dónde está el daño o que tanto daño se está haciendo como ellos lo argumentan.

"La CTM también es un prestador del servicio como hay otros empresarios, no es el único, hay una Asociación de empresarios del transporte, hay un Consejo Estatal del Transporte, sin duda la CTM opera también camiones de transporte colectivo, pero también hay otros, entonces hay que platicar con todos a ver qué es lo que pasa", sostuvo.

Mientras los permisionarios reclaman afectaciones e incluso quiebres económicos a consecuencia del subsidio, Medina advirtió que el acuerdo se dio desde el pasado mes de diciembre y tuvieron tiempo para llevar a cabo sus previsiones.

Luis García