LUIS GARCÍA
11 de junio de 2013 / 01:03 a.m.

Monterrey.- • Tras el rechazo del presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, a suscribir un Pacto por Nuevo León, el gobernador Rodrigo Medina acusó de incongruencia esta postura.

El mandatario sostuvo que la invitación a este acuerdo estaba abierta para todos los poderes del Estado, partidos políticos y organismos interesados en mejorar las condiciones de la entidad.

"Yo creo que hay ahí una situación de incongruencia, en virtud de que Nuevo León es parte de México y ellos están dentro de un Pacto por México, dentro del cual Nuevo León es parte.

"Nuevo León también tiene sus propios temas y situaciones que resolver, hay que acordar y construir para que este estado siga avanzando y por supuesto que los partidos políticos que participan en la entidad tienen mucho que ver en este propósito".

El titular del Ejecutivo hizo un llamado a recapacitar al presidente panista, al considerar que, de no dar el visto bueno a la firma de un acuerdo local, representaría que el partido se utiliza únicamente para el golpeteo en el estado.

"Por un lado, hay un acuerdo por México y, por otro lado, no se ha hecho un acuerdo por Nuevo León, pues entonces no entendemos esa postura o lo que demuestra es que, por un lado, sí quieren acordar grandes temas para el país, pero, por el otro, utilizar la política únicamente para el golpeteo que se da en las entidades federativas, como es el caso de Nuevo León".

La administración estatal no tiene una fecha para echar a andar el Pacto, aunque el diálogo con los partidos se mantiene a fin de llegar a un consenso en el corto plazo.

Incluso, el mandatario dijo que se mantiene la expectativa de que el PAN se sume en el proceso, ya que la iniciativa fue planteada por un diputado de su partido, Luis David Ortiz.

"Nosotros vamos a seguir avanzando con quien deseen construir por Nuevo León, aquellos que únicamente quieren no lograr acuerdos o señalar, insisto, no abonar en la construcción de un mejor Nuevo León, pues se van a ir quedando aislados.

"La gente los va a detectar perfectamente bien para qué quieren utilizar la política los partidos: si para golpear o para construir; quienes queremos construir, estamos a favor del Pacto, y quienes no, que la gente los valore", refirió.

Medina estimó que la petición ciudadana es que los actores políticos se pongan de acuerdo y resuelvan los problemas, al advertir que existe un cansancio hacia las diferencias entre grupos que en nada abonan a la solución de los conflictos.

Apenas la semana pasada, el líder nacional del PAN, Gustavo Madero, advirtió que no existían las condiciones adecuadas para la construcción de un pacto en las diferentes entidades, bajo el argumento de que solo serviría para el lucimiento de los gobernadores.