27 de junio de 2013 / 01:46 p.m.

 Habitantes de la colonia Paseo Real, en Escobedo, se mostraron consternados por el accidente ocurrido la mañana del martes en Linares, que cobró la vida de dos de sus vecinos.

Contrario a lo que informó el Ministerio Público, las víctimas no eran padre e hijo, sino medios hermanos que se llevaban 23 años de diferencia.

Ellos fueron identificados como Alejandro Sánchez Gil, de 39 años, y José Gilberto Sánchez Sandoval, de 16, quienes se dedicaban al mantenimiento de aparatos de refrigeración.

Sánchez Gil habitaba en la calle Mathias Goeritz, en Paseo Real de Escobedo, donde fue descrito por sus vecinos como una buena persona, servicial y dispuesto a ayudar.

""No pues muy buena persona, muy servicial. Cualquier favor, luego, luego te hacía el favor. Era muy atento con todos los vecinos, no nada más con nosotros"", señaló Israel Castillo, quien radica en la casa contigua.

El hombre de 39 años vivía solo por razones de trabajo, pues su esposa y dos hijos menores de edad habitan en otra vivienda de su propiedad. Con frecuencia lo visitaban sus seres queridos.

""Sí, (era) muy tranquilo. Vivía solo, pero siempre tenía gente. A veces venían sus hijos y compañeros de trabajo de él se reunían allí a veces"", comentó Israel.

Los vecinos vieron cuando Alejandro y su medio hermano abordaron la camioneta Ford y se retiraron a trabajar, la mañana del martes 25 de junio.

Por la tarde, se enteraron de la tragedia, que los tomó como una amarga sorpresa, y se negaban a creer lo ocurrido.

“No, pues nos cayó de empalme, porque, pues, no la esperábamos (la noticia). Nosotros lo vimos ayer (el martes) en la mañana y pues de repente nos avisaron ya más tarde y no lo podíamos creer, realmente”, reiteró.

Los restos de ambas víctimas son velados en una funeraria de la colonia Central, en Monterrey, y esta mañana serán sepultados en un panteón de Guadalupe, cerca de la avenida Israel Cavazos.

Quienes conocieron a ambos jóvenes les enviaron un mensaje de condolencia a los deudos.

""No, pues cuentan con todo el apoyo de nosotros en lo que se pueda, para eso estamos, igual que él, que siempre nos apoyó, pues igual nosotros también con su gente, sí, igual"", recalcó Israel Castillo.

El accidente en el que fallecieron los escobedenses se registró poco después de las 11:00 de la mañana del martes en el kilómetro 151 de la Carretera Nacional, frente al ejido Emiliano Zapata, antes de llegar a Linares.

Las personas se dirigían a laborar cuando, de pronto, Alejandro perdió el control de la camioneta, pasó sobre el camellón central e invadió carriles contrarios, impactándose de frente contra un tráiler.

 AGUSTÍN MARTÍNEZ