20 de enero de 2013 / 05:49 p.m.

Feria del Coleccionismo Musical ofrece un formato que está adquiriendo cada vez más adeptos en la ciudad.

 

Monterrey.- La falta de espacios dónde intercambiar música en la ciudad fomentó la instalación de la primera Feria del Coleccionismo Musical, que por esta ocasión se realiza en la colonia Tampiquito.

Aarón Eivet, Gildardo González y Alberto Conde son amantes de la música –y fervientes del vinil- que en conjunto extrañan la labor de "arqueología del objeto" que se daba en el mercado popular bajo el Puente del Papa.

Los tres organizaron la primera Feria del Coleccionismo Musical, un poco improvisada, pero bajo la necesidad de fomentar espacios para compartir la cultura musical en Monterrey.

La nostalgia por el disco de vinil –conocidos por los padres como LP- es un fenómeno que se extendió en Europa y Estados Unidos desde hace cinco años, aproximadamente.

Incluso, este formato de reproducción musical ha ido superando en ventas al CD en Estados Unidos a partir de 2008, según la productora Nielsen SoundScan.

A decir de los tres melómanos, la amplitud de sonidos en el vinil supera en mucho al conocido formato del MP3, el que todo mundo usa para descargar música de la red.

"Me pasó con los Beastie Boys, me compré su último CD y me lo aprendí, pero cuando escuché la misma versión en vinil le encontré nuevos sonidos a las canciones", refiere Alberto Conde, español radicado en Nuevo León.

Entre los coleccionistas de lo kitsch y los ahora llamados hipsters, el valor del LP ha ido en aumento en los últimos años.

En Monterrey, dicen los organizadores, son pocos los espacios en donde se puede conseguir “rarezas” o discos de colección bajo este formato.

Sólo quedan algunas disqueras en Colón, en la Librería Cerda o en el Mercado Juárez.

En el género de la cumbia, la pérdida del mercado en el Puente del Papa y el local de los hermanos Dueñez y sus sonideros son irremplazables.

"Ya no puedes ir a comprar música rebajadas, ni en Reforma, que ahí se conseguían. Estos tiempos se extraña en especial el trabajo que hacían los hermanos Dueñez, que no sólo te vendían el disco, sino que te daban la historia del grupo", comenta el DJ Aarón Eivet.

EXPERIENCIA INICIAL

La primera feria de intercambio y venta de viniles se dio este fin de semana en la colonia Tampiquito, de San Pedro.

En esta ocasión tuvieron como sede el Corner Palé (Plutarco Elías Calles y Diego Saldívar), exhibiendo libros, ropa, casetes y por su puesto viniles.

La variedad era manifiesta. En una sola caja había discos de Creedence Clearwater Revival, Juan Cirerol, The Beatles o de la banda mexicana de culto Chac-Mool.

Y como se trata de un verdadero intercambio musical, en la feria están disponibles dos tornamesas en donde los interesados pueden escuchar el vinil antes de realizar la compra.

"Monterrey necesita de un mercado como lo era el Puente del Papa, que se fue por desgracia, y esto no se puede quedar así, porque lo que hay ahora en Ciudad Deportiva no es nada comparado", critica Gildardo González.

A GIRAR EL DISCO

El plan para la feria, según los organizadores, es que se pueda dar cada mes, aunque aún no se sabe si estará permanentemente en San Pedro o girará por algún otro lado del área metropolitana.

Este domingo también abrirá sus puertas en un horario de 13:00 a 20:00.

Por lo pronto la dinámica ya se activó en Facebook, pues las recomendaciones de intercambio y la publicación de listas de viniles empezaron a circular desde el jueves pasado.

Si bien falta mucho para igualar a los mercados musicales de El Chopo en la Ciudad de México, o el instalado en el parque Agua Azul en Guadalajara, Monterrey ya se puso en sintonía.

GUSTAVO MENDOZA LEMUS