25 de mayo de 2013 / 02:40 a.m.

 Veracruz  • Por considerar que se trata de infracciones al orden público y argumentando motivos de seguridad pública y protección civil, el Ayuntamiento de Boca del Río aprobó por unanimidad en sesión de cabildo, regular todo tipo de actividades de personas que pertenezcan a grupos vulnerables que soliciten dádivas o dinero en la vía pública, o realicen cualquier actividad comercial o voluntaria, que ponga en riesgo su propia seguridad o de los demás ciudadanos.

De esta manera el ayuntamiento, con apoyo de elementos de Seguridad Pública, sancionará a limpiaparabrisas, franeleros, vendedores ambulantes, migrantes, malabaristas, indigentes, menores de edad, que soliciten dádiva o dinero en la vía pública, sin hasta el momento especificar el castigo que aplicarán a estas personas.

En la sesión de cabildo a puerta cerrada, el síndico único Jesús Manuel Maza Saavedra presentó la propuesta con fundamento en lo que dispone el artículo 130 fracción IV inciso d, del Bando de Policía y Buen Gobierno del municipio de Boca del Río explicando que la misma se deriva de diversas quejas ciudadanas recibidas en diferentes zonas del municipio conurbado con el de Veracruz.

En la reunión de la comuna encabezada por el alcalde suplente, Anselmo Estandía Colom, quien relevó en el cargo municipal al ahora ex secretario de Finanzas y Planeación, Salvador Manzur Díaz -destituido después del gobierno estatal, por el videoescándalo del supuesto uso electoral de programas sociales-, los ediles decidieron castigar la mendicidad.

El síndico único señaló en el comunicado emitido, que la medida responde al clamor ciudadano por el incremento de hechos delictivos generados principalmente en áreas donde se congregan los franeleros e indigentes.

“En este sentido el gobierno municipal de Boca del Río manifiesta nuevamente su compromiso con los ciudadanos para que sus actividades diarias se lleven a cabo con plena seguridad y respeto”, señala.

El representante legal del ayuntamiento detalló que la actividad que realizan esos gruposvulnerables son infracciones al orden público y serán sancionadas por el Bando de Policía y Buen Gobierno del municipio de Boca del Río, independientemente de la responsabilidad civil o penal que en su caso proceda. El punto fue aprobado por unanimidad del cabildo, tanto por regidores del PRI como del PAN.

Se definió también que el ayuntamiento dentro de sus facultades, “solicitará el auxilio de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Veracruz, para que quede a su cargo la vigilancia de este tema y prohíban la presencia de grupos vulnerables en la calle”.

 — ISABEL ZAMUDIO