17 de febrero de 2013 / 11:08 p.m.

Las ventas de artículos por festejos del 14 de Febrero han resultado igual o menor en comparación con el año pasado; algunos comerciantes apenas han recuperado su inversión.

Monterrey.- • Quizá sea que el amor se acabó o simplemente que los recursos económicos ya no son suficientes como para invertir en revivir la flama del cariño con la pareja, pues vendedores del primer cuadro de la ciudad continuaron este fin de semana comercializando con productos alusivos al 14 de Febrero, después de varios días de ocurrida la celebración.

Si bien el Día del Amor y la Amistad, una de las fechas comerciales más emblemáticas del año, ocurrió el jueves pasado, algunos comerciantes informales buscaron alargar el festejo ante las bajas ventas, mismas que, señalan, fue de igual a menos en comparación con el año pasado.

Gloria Méndez, quien comercializa globos en la calle Morelos, menciona que las ventas fueron bajas no solamente en el día de los enamorados, sino desde inicio de año, aunque para el Día del Amor y la Amistad todavía le restan bolsas enteras de globos y peluches.

“"Yo creo que fue como la mitad de lo que vendimos el año pasado; me fui por la calle Morelos, todo Juárez, en la Alameda y hasta Calzada Madero, y aún así no logré sacar más que la inversión; por eso estamos aquí aprovechando el fin de semana, aunque ya muy pocos compran, porque ya lo hicieron para el mero 14 (de febrero)"”, expone la vendedora, que con poca energía y en compañía de hijos y esposo, mueve los globos de diversos tamaños, pero con la misma figura: un corazón.

Para doña Mary, que vende bolsas para regalo, la inversión no se pierde, pues a lo largo del año los enamorados buscan hacer obsequios, aunque lo ideal es que los artículos que vende, que oscilan en un precio de entre 15 y 20 pesos, se acaben en este fin de semana.

“"La esperanza es lo último que muere, pero no es tanta pérdida, se guardan y ya, pero claro que lo mejor es poder terminarlos de vender ya"”, menciona la comerciante, que explica que no es que el amor haya perecido, sino que los gastos tanto para casados como solteros son tantos que las inversiones en la pareja han ido de más a menos.

Tan sólo en la calle Morelos se observan cerca de una decena de vendedores con globos, flores, dulces y artículos diversos relacionados al 14 de Febrero, aunque sin muchas esperanzas de que puedan acabar con la mercancía.

ISRAEL SANTACRUZ