12 de marzo de 2013 / 04:06 p.m.

Monterrey N.L.- Viajar a San Luis en la migración felina y ver el triunfo de sus incomparables Tigres fue sólo el preámbulo a la tragedia.

El pequeño Francisco Salguero, de 12 años, fue a San Luis como aficionado de Tigres, sin embargo a su regreso fue atacado junto a su familia por la porra del equipo local, provocando con piedras la fractura de su cráneo, con una herida de un centímetro de profundidad.

Durante las primeras horas permaneció internado, sin embargo, al comenzar a presentar daños, regresó a Monterrey para ser intervenido. 

En aquella entidad la autoridad señaló un saldo blanco, sin embargo, para esta familia la vida cambió, y lo que piden al menos hoy, es un apoyo como el que su pequeño entregó al equipo.

Griselda Nájera, madre del menor, comentó que sería un gran detalle que alguna de las figuras del balompié felino, lo visitaran en el Hospital de Zona número 21, tal como él apoyó a los "Incomparables" él hizo el sábado pasado, especialmente Hugo Ayala.

ISRAEL SANTACRUZ