RODOLFO MONTES Y JOSÉ ANTONIO BELMONT
31 de mayo de 2013 / 01:49 p.m.

México• Jerzy Ortiz Ponce, el menor de edad que está desaparecido junto con otros 11 jóvenes, es hijo de Jorge Ortiz Reyes, El Tanque, líder de una de las bandas de delincuentes que operan en Tepito.

Además, Said Sánchez García, de 19 años y “amigo incondicional” de Jerzy, otro de los desaparecidos, es hijo de Alejandro Sánchez Zamudio, El Papis, colaborador de El Tanque.

Desde hace cuatro años Ortiz Reyes está preso en el penal estatal de Hermosillo, mientras Sánchez Zamudio se encuentra interno en el penal de Santa Martha.

Autoridades señalaron que los jóvenes hijos de estos cabecillas estuvieron involucrados en un enfrentamiento en la estación del metro Chabacano, con un grupo de jóvenes regetoneros.

Sin embargo, Leticia Ponce, madre de Jerzy, afirmó ante autoridades y reporteros que el hecho de que los papás de los jóvenes desaparecidos estén enfrentando la ley, no significa que los adolescentes sean criminales.

versiones encontradas

Después de reunirse con autoridades del Gobierno del Distrito Federal y de la Comisión de Derechos de la capital del país, los familiares de los 12 desaparecidos han dado versiones encontradas.

Unos aseguran que los jóvenes se conocían y que desde el sábado por la tarde estuvieron haciéndose llamadas telefónicas para ir a bailar al antro Heavens; sin embargo otros familiares señalan que no se conocían aunque la mayoría son de Tepito.

Leticia Ponce puntualizó que su hijo nunca le avisó que iría a un antro con sus amigos, particularmente con Said , con quien ha tenido una estrecha relación.

Aunque dijo que ella es quien mantiene económicamente a Jerzy, los familiares de Said aseguraron que el menor también trabaja como ayudante en la venta de playeras. En tanto que Said laboraba en un puesto de abarrotes y comerciaba perfumes

María Teresa Ramos Urrutia, abuela de Jerzy, confirmó que éste y Said “son amigos incondicionales y ambos son niños sanos que no se drogan ni se meten en pleito alguno; los queremos en casa cuanto antes”.

Beatriz Loza Paredes, tía de Monserrat Loza Fernández, de 28 años y una de las desaparecidas, asegura que su sobrina le avisó que iría a bailar con sus amigas.

“Ella hizo varias llamadas el sábado por la tarde para que se reunieran todos, porque todos eran amigos”, dijo.

Indicó que su sobrina no era de Tepito, sino de la colonia Moctezuma, en tanto que otros jóvenes provenían “de Aragón”.

Otro desaparecido al mediodía del domingo pasado es Rafael Rojas Marines, de 33 años, vendedor de lentes en la calle Peña y Peña. Su tía, Guadalupe Domínguez indicó que Rafael ya tenía mucho tiempo que no iba a los antros. Lina Ruiz, cuñada de Rafael, manifestó que los desaparecidos no eran “amigos al cien, pero sí conocidos”.