26 de abril de 2013 / 09:35 p.m.

Monterrey• El menor de Apodaca que estaba desaparecido desde hace varios días y por el cual se activó el Código Amber, se encontraba a disposición de las autoridades de la Policía de Monterrey por haberse apoderado de unas galletas de una tienda de conveniencia.

Israel Alfaro Enríquez Castillo, de 15 años, habitante de la colonia Unidad Habitacional Independencia, del municipio de Apodaca, quien padece de sus facultades mentales por lo que requiere medicamento controlado apareció en un negocio.

Aunque no se sabe cómo llegó a la capital regiomontana, el ingresó a una tienda ubicada en la calle Juan Ignacio Ramón y tomó unas galletas sin pagarlas.

Uno de los empleados puso la queja por lo que el menor fue llevado a las instalaciones de la citada corporación, en el Parque Alamey, pero nunca en calidad de detenido.

Personal de la Unidad de Atención a Víctimas de Violencia Familiar se entrevistaron con el menor, quien aseguraba no acordarse de sus datos generales.

Se pensaba que estaba fingiendo, pero conforme pasaron las horas, se percataron que estaba enfermo.

Mientras esto sucedía, los padres del jovencito acudieron a interponer la denuncia en la Agencia Estatal de Investigaciones, donde luego se activó el "Código Amber" para su localización.

Al darse cuenta de que la persona de la fotografía era muy parecida al que ellos tenían a su disposición, de inmediato se pusieron en contacto con los investigadores y fue como dieron con Enríquez Castillo quien está sano y salvo.

IRAM OVIEDO