26 de enero de 2013 / 02:00 a.m.

Juárez  • Al discutir con un taxista mientras circulaba a exceso de velocidad, un adolescente de 14 años no se percató de la luz roja de un semáforo y se estrelló contra una camioneta, perdiendo la vida la tarde del viernes en el municipio de Juárez, Nuevo León.

El impacto del frágil vehículo contra la unidad tipo Pick up provocó que el menor de edad muriera de manera casi instantánea mientras que del trabajador del volante ya nada se supo.

El choque de crucero se registró alrededor de las 17:30 horas sobre la avenida Eloy Cavazos a la altura de la calle Ex Hacienda El Rosario frente a la colonia del mismo nombre, a unos metros de los límites territoriales con Guadalupe.

En el lugar quedó sin vida el jovencito Pedro Alejandro Castillo Rincón de 14 años de edad, y quien tenía su domicilio en la calle Río Colorado de la colonia Monte Cristal, en Juárez.

Por su parte, el conductor de la camioneta se identificó como Tomas Ramírez Rocha, de 55 años de edad y habitante de la calle Francia, en la colonia Fama 3 en Santa Catarina.

Ramírez Rocha se desplazaba en una camioneta Ford 150 color blanco con placas de Nuevo León, en la que salía de la colonia Ex Hacienda El Rosario.

Fuentes de la dirección de Tránsito Municipal señalaron que el motociclista circulaba de poniente a oriente por la avenida Eloy Cavazos a velocidad inmoderada y según testigos iba discutiendo de vehículo a vehículo con un taxista.

Se presume que a causa de un incidente vial, el motociclista y el ruletero iban dándose algunos “cerrones” hasta que el menor de edad no se percató que el semáforo estaba en rojo y terminó por impactarse contra el costado izquierdo de la pick-up, que aparentemente avanzaba con vía libre.

Según los primeros informes, el conductor de la camioneta avanzaba de sur a norte para incorporarse a hacia el poniente por Eloy Cavazos después de terminar de trabajar en aquella zona.

Familiares de la víctima mortal llegaron al sitio del percance y manifestaron que la moto tipo Honda en color rojo era de su propiedad y no transportaba ningún objeto ni era de trabajo.

Personal de la dirección de Servicios Periciales se hizo presente y recabó las evidencias correspondientes, mientras que el agente del Ministerio Público adscrito a la unidad de investigación en el municipio de Juárez, se encargó de iniciar la averiguación previa respectiva.

Los restos del adolescente fueron trasladados al Servicio Médico Forense del Hospital Universitario en Monterrey, mientras las autoridades investigadoras se encargan de analizar y resolver la situación jurídica del operador de la camioneta.

Agustín Martínez