Sandra González 
12 de enero de 2013 / 12:24 a.m.

Después de que el pasado domingo fuera trasladado al Hospital Universitario por múltiples impactos de bala que recibió en un ataque donde sus padres perdieran la vida, el menor se recupera favorablemente.

Monterrey • El pequeño Marcelo de cuatro años, quien resultó herido de gravedad cuando sus padres fueron asesinados a balazos en la colonia Tampico de Monterrey, se recupera satisfactoriamente y podría ser dado de alta en breve.

El menor se encuentra en el Hospital Universitario desde el pasado 6 de enero, cuando fue trasladado de urgencia por los vecinos del sector ya que presentaba impactos de bala en la pierna izquierda, con fractura expuesta.

Hasta el momento se desconocen datos de los asesinos que la noche del pasado domingo irrumpieron en la colonia Tampico, de la zona oriente de Monterrey, accionando sus armas de fuego en contra de un grupo de personas, dejando a tres muertos.