Marilú Oviedo
18 de noviembre de 2013 / 11:13 p.m.

La niña de seis años de edad identificada  como Luisa Jaide Salas Carranza, se golpeó la cabeza al pegarse con un baño, cuando su padre intentó detener a una vaca que ingresó a su domicilio ubicado en la calle Pedro Celestino Negrete. 

 

 

Monterrey.- Luego de que al menos dos novillos se escaparon de una empacadora en el centro de Monterrey, una menor resultó lesionada en la colonia Industrial en Monterrey.

 

La niña de seis años de edad identificada  como Luisa Jaide Salas Carranza, se golpeó la cabeza al pegarse con un baño, cuando su padre intentó detener a una vaca que ingresó a su domicilio ubicado en la calle Pedro Celestino Negrete. 

 

Derivado de esto, la niña tuvo que ser llevada a la clínica  28 del seguro social, pues sufrió una lesión  en la cabeza.

 

Sin embargo la madre de Luisa, María Guadalupe Carranza, comentó que a pesar de que le dieron las puntadas y medicamento, la menor continúa con dolor de cabeza y busca que le hagan unas radiografías, pero en el seguro no se las hicieron.

 

"La lleve a la clínica 28 y me la cocieron, pero sigue con los golpes en la cabeza, nos dijeron que no podían hacer las radiografías hasta mañana, pero queremos que se las hagan. Estábamos sentadas en el patio y de pronto vimos al animal, al toro  y mi esposo se paró para atajarlo, pero nos aventó y la niña se abrió en la cabecita porque se golpeó con el baño.

 

Se vino encima y dije me va a matar este animal", comentó.

 

"La niña dice que le duele la cabeza, sigue asustada y de hecho no ha querido comer", añadió.

 

Mientras tanto la menor continuaba asustada y con dolor de cabeza.

 

Irma Torres, abuelita de la menor pidió a la empacadora tener cuidado, ya que pudo haber ocurrido una desgracia.

 

"La niña se subió a la litera temblando y muy asustada. Nosotros pedimos a los responsables de esto que tengan cuidado, porque si hubiera estado sola loa criatura quién los defiende", dijo.

 

"Estaban en la casa, no puede ser que pase esto, las personas que tengan más cuidados, gracias a que había gente grande, no paso a mayores", añadió.