1 de enero de 2013 / 07:11 p.m.

De los 68 homicidios contabilizados en el último mes, 15 fueron contra jóvenes en ese rango; nueve de ellos, menores de edad.

 

Monterrey • La violencia en el estado tuvo un repunte de más de 58 por ciento en el mes de diciembre respecto al mes anterior, al cerrar el último mes del año con 68 ejecuciones, 25 más que las acontecidas en noviembre.

Destaca el hecho que 15 de esas 68 muertes fueron de jóvenes menores de 21 años; nueve de ellas de menores de edad.

Cabe resaltar que las mujeres fueron durante diciembre un objetivo más común de la delincuencia organizada al cerrar el mes con nueve mujeres acribilladas, una de ellas inocente.

En general, el municipio de Monterrey fue la zona de Nuevo León con más ejecutados al contabilizar 29 muertes de este tipo en el mes; el segundo lugar municipal fue para San Nicolás de los Garza, con nueve crímenes de esta índole; seguido del ayuntamiento de Escobedo con siete; en total, 13 municipios del estado tuvieron al menos un ejecutado en diciembre.

La inseguridad llegó a su clímax el viernes 14 y el jueves 20 del mes al desatarse una ola de violencia que dejó a cada uno de esos días con 10 personas caídas por las balas de los delincuentes.

Es preciso señalar que durante diciembre el día que acumuló más ejecutados fue el sábado, con 18; seguido por el viernes con 15 y el jueves con 14. El martes fue el día que menos homicidios de este tipo hubo, al contabilizarse sólo uno de ellos. En 21 de los 31 días del mes se dio aviso de al menos un acribillado.

De llamar la atención que en 13 de los 46 actos criminales que se dieron en el mes, el resultado fue de dos o más personas muertas, destacando el de la noche del viernes 14, cuando en una casa ubicada en la colonia América Obrera, en Guadalupe, un comando acabó con la vida de cinco personas; así como el de la noche del jueves 20 en la que cuatro jóvenes menores de 18 años fueron acribillados en la Unidad Pedreras en Monterrey.

Mudos testigos del crimen fueron las calles de la colonia Topo Chico, en Monterrey y la Azteca en San Nicolás de los Garza, al verse suscitados en esos lugares dos ataques en el mes, dejando un saldo de siete y seis ejecutados, respectivamente.

Con respecto a los horarios en que se llevaron a cabo estos actos de la delincuencia organizada, destaca el hecho que de las 20:00 a 00:00 fue el horario en que se dieron la mayor cantidad de ellos, con 19 eventos, dejando un total de 30 ejecutados.

César Cubero