10 de abril de 2013 / 01:03 a.m.

La alcaldesa Margarita Arellanes exige que dejen de lado las "grillas" y que se pongan a trabajar los priistas que la acusaron de "miopía", por estar más ocupada en asuntos de su partido.

Monterrey.- • La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, interpeló a los priistas que un día antes la acusaron de miopía por estar más ocupada en cuestiones partidistas, al exigirles que se pongan a trabajar y dejen de lado las "grillas".

Arellanes Cervantes respondió nuevamente a los señalamientos de la dirigencia, diputados y regidores del tricolor, a quienes acusó de estar de ociosos buscando con qué criticarla por su actuación al frente de la ciudad.

"Yo lo que digo es menos ‘grilla’ y más trabajo, ustedes pueden constatar que la mayor parte de las ocasiones, desde las 7 andamos trabajando hasta muy tarde en la noche. Cuando estás ocioso o que no tienes un proyecto como servidor público, un proyecto de ciudad, estado o país, nada más estas tratando de resaltar con ‘grillas’, con críticas".

"Yo les pediría, en verdad, los regiomontanos, los nuevoleoneses, lo que nos demandan es que nos pongamos a trabajar. Pónganse a trabajar, que es lo que la ciudadanía en verdad requiere", manifestó.

Con un dejo de ironía, la alcaldesa panista aseguró que los priistas se encuentran nerviosos por su desempeño en la alcaldía regiomontana y les espetó que mantendrá el ritmo de trabajo.

"Yo no sé por qué les da tanto nervio y tanto temor que ande trabajando, yo creo que la cultura del trabajo es algo que ellos deben replicar cada uno, desde nuestra responsabilidad que tenemos. Pero que no se pongan nerviosos de que la alcaldesa trabaje, la alcaldesa va a seguir trabajando por Monterrey", expresó.

Para rematar, Arellanes aseguró, a pregunta expresa, que los integrantes del Partido Revolucionario Institucional le tienen miedo, para dar concluido el tema.

"Si, si tienen (miedo), pero bueno, el miedo no anda en burro", finalizó.

LUIS GARCÍA