18 de abril de 2013 / 11:42 p.m.

 Oaxaca  • El nuevo secretario general de Gobierno de Oaxaca, Alfonso Gómez Sandoval, ofreció como premisa de su encomienda dialogar hasta el límite con todas las organizaciones sociales y actores políticos para reducir el número de marchas y protestas callejeras, además de buscar la interlocución con los profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, para tener una nueva relación de trabajo.

Luego de ser ratificado por mayoría simple por el pleno de la Legislatura local, donde solo los diputados priistas se abstuvieron de emitir su voto, el nuevo funcionario aceptó tener un gran compromiso moral y político tras integrarse a un gobierno de coalición.

“Ante la invitación que me hizo el gobernador Gabino Cué, que me hizo el fin de semana pasado para que aceptara el cargo de secretario general de Gobierno, quiero decir que tomé la decisión personal de aceptarla, porque la consideré una gran distinción.

“Si bien yo soy un militante priista de hace muchos años, asumí el reto de aceptar el cargo con el afán de contribuir al mejoramiento de las condiciones de gobernabilidad en Oaxaca, que posibiliten el desarrollo de nuestra entidad”.

Dio a conocer que se comunicó y avisó a los miembros de su partido, principalmente la dirigencia nacional, con la prontitud del caso de su nombramiento. Dijo que su planteamiento fue recibido y hasta donde sabe se respeta su decisión para incorporarse a un gobierno construido con el triunfo electoral del PAN y el PRD.

Afirmó que bajo estas condiciones, entiende porqué los miembros de la bancada del PRI en el Congreso local se abstuvieron de emitir su voto para ratificarlo, y se dijo dispuesto a ejercer su cargo con cabalidad y eficacia.

“Este puesto tiene que ver más allá de posturas ideológicas o mi militancia en un partido político, mi compromiso es con mi estado, y quiero contribuir a su progreso”, consideró.

Gómez Sandoval afirmó que procurará hacer valer la tesis del gobernador Gabino Cué con su designación, para impulsar un gobierno plural, democrático, de amplio diálogo con la sociedad.

El nuevo titular de la política interna de Oaxaca aseguró que con la mayor parte de las organizaciones sociales y actores políticos de la entidad, guarda una gran interlocución, incluso con el magisterio.

Refirió que con los maestros tuvo relación cuando fue director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, y construyó junto con la sección 22 de la CNTE la primera reforma a la ley estatal de educación que se hizo en 1995, misma que está vigente.

“Mi relación con el magisterio en ese tiempo fue de gran respeto y cordial, cuando yo fui director del IEEPO, en el régimen del ex gobernador Diódoro Carrasco, y trabajamos muy bien.

“En ese tiempo el líder de la sección 22 era Erangelio Mendoza, aunque también llegamos a platicar con quien lo suplió en la encomienda, Luis Fernando Canseco Girón, con quien construimos juntos las reformas a la ley estatal de educación de esos tiempo, de 1995, que se hizo en un proceso muy amplio de discusión de participación social, política, principalmente magisterial y fue aprobada por unanimidad en la Cámara de Diputados, incluso esa ley sigue vigente”.

Dijo que entonces puede reencontrar los mecanismos de comunicación para relanzar una nuevarelación de trabajo con la actual dirigencia magisterial, a fin de lograr los acuerdos políticos que se requieren para resolver los rezagos en el sector.

Gómez Sandoval aclaró que no es un improvisado y sostuvo que su encomienda la sabrá sortear con claridad, porque cuenta con los antecedentes, la experiencia y la relación que se necesita.

Como premisa, ofreció terminar con las marchas, cierre y bloqueo de calles que se reportan en la capital, al considerar que muchos de los reclamos que las generan se pueden atender.

“Yo creo que estas presiones se podrán ir reduciendo si se encauza el clamor que las generan desde su orígenes. Considero que muchos de los temas que las generan no son temas que no se puedan resolver con diálogo y conciliación”.

Afirmó que a partir de ahora deberá haber un círculo virtuoso de atención efectiva, ágil, de las demandas donde participen todas las instituciones del estado, para dar atención a las exigencias ciudadanas y de los pueblos de Oaxaca.

Aclaro que la fuerza pública siempre se utilizará como último recurso, por que dicha atribución siempre estará presente, por que caracteriza la fuerza del estado y siempre se aplicara solo para el cuidado de la vida del patrimonio y la integridad de los ciudadanos a los que se debe el gobierno.

 ÓSCAR RODRÍGUEZ