9 de julio de 2013 / 01:18 p.m.

El domingo un oficial ebrio atacó a siete personas y mató a dos; los vecinos intentaron lincharlo, pero escapó, por lo que quemaron cuatro patrullas; anoche detuvieron a 12 agentes.

 

Tultepec, Estado de México• Raúl Reséndiz Bretón es el hombre más buscado en Tultepec, Estado de México. Es el policía municipal que asesinó, en estado de ebriedad, a dos jóvenes.

“El uniformado les disparó, es un hecho confirmado; ahora debemos investigar dónde se está escondiendo”, dijo Sergio Luna, presidente municipal de Tultepec.

Según testigos, el oficial disparó porque pensó que un grupo de siete jóvenes lo había ofendido.

“Nosotros le mentamos la madre al conductor de una camioneta blanca que pasó por avenida Centenario; el policía se regresó, nos insultó, sacó su arma y le disparó a mis primos”, dijo Ángel Falcón Bautista, quien iba con las víctimas.

Por estos hechos 12 policías están detenidos. La procuraduría mexiquense confirmó que los elementos ayudaron a escapar al agresor.

El domingo el policía asesinó a Israel Bautista Juárez, de 19 años, y a Jesús Bautista Juárez de 21. También lesionó a Juan Carlos Bautista Juárez, que se encuentra hospitalizado por una herida en su intestino.

“Jesús recibió el balazo en el abdomen, Israel en el pecho y Juan en la panza; tal vez por eso sobrevivió”, describió Falcón Bautista, quien aseguró que el uniformado estaba alcoholizado.

“Traía botellas de cerveza y pastillas (droga) en uno de los asientos de su patrulla, además estaba sumamente nervioso y alterado”, dijo el testigo.

Familiares y amigos que atestiguaron el ataque afirman que Raúl Reséndiz escapó a bordo de la patrulla de otro oficial que llegó a auxiliarlo. “Se lo llevó un policía que nos dijo que lo llevaría al Ministerio Público, pero minutos después nos enteramos que lo dejó escapar”, aseguraron.

La ineficacia policiaca y la no detención del agresor provocaron la ira de los vecinos, que incendiaron cuatro patrullas y destrozaron ocho vehículos más afuera de las oficinas de la Secretaría de Seguridad Pública municipal.

“Las acciones que tomó el pueblo fueron poco violentas en comparación a las dos muertes provocadas por el asesino; el presidente municipal tiene que encarcelarlo, de lo contrario el pueblo se va a enardecer”, señalaron algunos vecinos durante el velorio de las dos víctimas.“Pedimos al alcalde que nos apoye para encontrar al homicida de nuestros familiares, todos queremos verlo tras las rejas y no en las calles”, dijo uno de los testigos que pidió el anonimato.

MILENIO tuvo acceso al historial del policía prófugo. Raúl Reséndiz Bretón tiene 42 años e ingresó el 7 de noviembre de 2005 a la corporación. Su ficha indica que no había presentado los exámenes de control de confianza.

“No acreditó los exámenes, porque no reunió los requisitos necesarios; aquí en Tultepec pedimos la preparatoria y él no la cursó”, comentó el presidente municipal.

Este lunes cientos de amigos, vecinos y familiares de las víctimas acudieron a la casa de la familia Bautista, donde velaron los cuerpos de Israel y Jesús. La mayoría de los asistentes expresó su irá contra la policía municipal.

“Este homicidio daña mucho la imagen del municipio, afecta la percepción de la corporación, perjudica mi labor como alcalde y complica muchísimo el trabajo de los uniformados en la calle”, narró el alcalde perredista.

Con Israel y Jesús suman cuatro personas asesinadas en menos de cinco meses por uniformados del Estado de México.

La arquitecta Alicia Rivera, en Condado de Sayavedra, y Víctor Emanuel Martínez, en Chimalhuacán, son solos dos de ellos.

“Tenemos que reconocer que las corporaciones del Estado de México necesitan más capacitación, sufrimos una crisis institucional y tenemos que invertirle tiempo, dinero y esfuerzo a este problema”, comentó Sergio Luna.

El ayuntamiento informó que el director de Seguridad municipal, Christian Lara, se presentó ante las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México para colaborar con las investigaciones.

Los cuatro policías municipales que llegaron tras la balacera declararon ayer ante el Ministerio Público por su presunta participación en los hechos.

“Yo pediría al oficial Raúl Reséndiz Bretón que se entregue por el bien de su familia y de la comunidad; si es responsable, que pague las consecuencias y asuma su responsabilidad”, pidió Sergio Luna.

“Nosotros lo queremos ver encerrado. Si la presidencia municipal no lo detiene, los vecinos lo van a buscar; queremos recordar a las autoridades que el pueblo es el que manda y más cuando la policía mata a los que debería cuidar”, concluyó Ángel Falcón.

MARCO ANTONIO CORONEL